Cómo reforzar tus defensas de cara al invierno

0

Nuestras defensas tienen por delante varios meses complicados, de mucho trabajo. Por ello debemos intentar echarles una mano reforzando el sistema, así como realizando pequeños gestos diarios para favorecer la prevención.

Entre los hábitos cotidianos que podemos incorporar fácilmente se encuentran, por ejemplos, los lavados nasales. Y es que, mediante la acción del producto a base de agua de mar, con esta acción conseguiremos arrastras los virus y bacterias atrapados en la mucosa de la nariz. Así ayudaremos a que nuestro sistema respiratorio sea menos propenso a la hora de padecer una infección o, en caso de estar ya congestionados, conseguiremos respirar mucho mejor. También podremos ayudar directamente a la fortaleza de nuestras defensas con la realización de ejercicio diario, pues potencia la respuesta de nuestro sistema inmune, el cual también se puede “entrenar” para estar preparado en estos meses complicados..

Pero, sin duda, una de las claves para no caer resfriado y reforzar las defensas es mantener una alimentación sana y equilibrada. Además, debemos incluir en ella algunos ingredientes particularmente buenos para nuestras defensas: ajo y cebolla (debido a su componente antiviral y antibacteriano), alimentos antioxidantes como la remolacha o las espinacas y aquellos ricos en Vitamina C y D, entre otros.

Por ello, te presentamos 3 remedios naturales, que combinan alimentos beneficiosos para nuestro sistema inmune, que puedes realizar fácilmente en casa:

Jarabe de ajo y miel

Ingredientes: Ajo, miel y limón
Seguro que has oído varias veces aquello de que el ajo “es un antibiótico natural”. Lo cierto es que este alimento tiene propiedades curativas que le permiten combatir las infecciones, los virus y las bacterias nocivas sin dañar aquellas buenas para el organismo. Además, es un excelente diurético, por lo que facilita la eliminación de toxinas, y un buen aliado para nuestro sistema digestivo y circulatorio

Zumo de mandarina y limón

Ingredientes: Mandarina, limón, jengibre y miel de abeja.
Los cítricos ayudan al sistema inmunológico a combatir enfermedades. Son ricos en vitaminas (principalmente C), minerales (como el potasio) y flavonoides (antioxidantes). Si a ello sumamos las propiedades curativas de la miel y del jengibre obtenemos un zumo con el que mantendremos a nuestras defensas en plena forma.

Zumo mixto de fruta y verduras

Ingredientes: Naranja, ajo, cebolla y brócoli
El brócoli es uno de los alimentos que también debemos incorporar en estos remedios, ya que contiene una gran variedad de vitaminas y minerales que favorecen a nuestro sistema inmunológico. Entre ellos destaca la vitamina C y la vitamina A, el calcio o el ácido fólico.

Fuente: Vivir más y mejor.

Share.

Comments are closed.