Inesperadas declaraciones del jefe del Ejército de Brasil: “Somos un país que está a la deriva”

0

Eduardo Dias da Costa Villas Boas, máximo jefe del Ejército de Brasil, definió la situación actual de su nación con una fuerte declaración: “Somos un país que está a la deriva”,dijo en la entrevista que publicó este viernes el portal Valor Económico.

El militar de 66 años, 50 de ellos dentro del Ejército brasileño, hizo referencia también a la seguridad y al crecimiento de una violencia inusitada, tanto en las calles como en los penales.

Los sangrientos motines -con decenas de muertos en los primeros días del año- en distintos estados del país; y laviolencia en las calles de Espirito Santo y Río de Janeiro, hablan por sí solas. La situación se tornó tan crítica que fue necesario el ingreso de las Fuerzas Armadas en lugares donde no estaban acostumbrados a estar.

“(Así) nos lastimamos. Estamos nivelando para abajo respecto a los parámetros éticos y morales. Somos un país sin un mínimo de disciplina social“, afirmó el comandante del ejército. Y agregó: “Somos un país que está a la deriva, que no sabe lo que quiere y lo que debería ser“.

El militar fue contundente al ser consultado sobre la presencia del Ejército en las calles, ante la crisis en la policía: “No queremos que el uso de las Fuerzas Armadas interfiera en la vida de la nación. Es un trabajo que las Fuerzas Armadas no pueden resolver”.

“Nuestra acción está destinada a crear las condiciones para que otras ramas del gobierno puedan adoptar luego medidas económicas y sociales para cambiar esta realidad”, señaló.

En la semana en que varios sectores -incluyendo los fiscales- expresaron su temor frente a los ataques contra la operación Lava Jato, el comandante la defendió: “Es la gran esperanza que se produce en el país. Sin un cambio en el aspecto ético se golpearía nuestro núcleo y se deteriorarían nuestros valores“.

Los datos en materia de seguridad pública en Brasil son alarmantes: mueren cerca de 60 mil personas asesinadas por año, casi 20 mil desaparecen cada año y 100 mujeres son violadas cada día.

La Policía estima que alrededor del 80% de los delitos está directa o indirectamente vinculado a las drogas. “¿Qué está pasando? La seguridad pública es responsabilidad de los Estados y es lo que tanto hace falta aquí”, concluyó Dias da Costa.

Share.

Comments are closed.