Conoce los beneficios de los frutos secos y semillas

0

Si alguna vez te encuentras con hambre y necesitas una merienda saludable, económica y que no requiere de mucha preparación, un puñado de almendras, pistachos, nueces o cacahuates es la mejor opción. Con ellas, no solo saciarás tu apetito, sino también beneficiarás tu salud.

Las semillas y los frutos secos a menudo se agrupan en la misma categoría, y si bien son diversos, poseen similares beneficios.

Consume frutos secos y cuida tu corazón

Una gran cantidad de investigaciones y estudios clínicos sugieren que el consumo frecuente de frutos secos reduce el riesgo de sufrir enfermedades crónicas, incluidas las enfermedades cardiovasculares , diabetes tipo 2 y algunas formas de cáncer. Además, tienen beneficios para la salud cognitiva.

“Estudios han demostrado consistentemente que el consumo de frutos secos es beneficioso para la salud del corazón. Se estima que consumir cinco o más porciones de nueces, almendras o pistachos por semana reduce el riesgo de enfermedad coronaria en un 35 por ciento. Su consumo regular protege contra la muerte súbita cardíaca y reduce el colesterol ‘malo’”, refiere la licenciada de Huezo.

Los frutos secos son llamados de esta manera porque tienen una característica en común: en su composición natural tienen menos de un 50 % de agua. En esta categoría, entran almendras, nueces, avellanas, pistachos, castañas, cacahuate, semillas de marañón, de girasol, de ajonjolí y de ayote o calabaza, conocidas popularmente como pepitorias.

Comer frutos secos reduce riesgo de obesidad

Almendras

 

Están repletas de vitaminas, minerales, proteínas y fibra. Al consumirlas, se aumentan los niveles de vitamina E y glóbulos rojos, y reduce los niveles de colesterol. Un estudio del Departamento de Nutrición de la Universidad de California sugiere que su consumo puede reducir el riesgo de padecer cáncer de colon. Existen evidencias que indican que incluir almendras en la dieta ayuda a prevenir enfermedades cardíacas.

 

 

 

Pistachos
Contienen proteínas, aminoácidos y fibra dietética. Es rico en minerales como fósforo, potasio, calcio, hierro, magnesio, manganeso, zinc, cobre, sodio y selenio. Son fuentes de vitamina A, K, C, E, B6, tiamina y riboflavina. Su consumo regular puede disminuir los niveles de colesterol malo LDL, son ideales para el control del peso, elimina la sequedad de la piel y ayuda a controlar la diabetes.

 

 

 

Semillas de marañónSon fuentes abundantes de minerales esenciales. Contienen manganeso, potasio, hierro, cobre, magnesio, zinc y selenio.
Son muchos sus beneficios, entre ellos: previene el cáncer de colon y enfermedades cardiacas, fortalece el cabello, los huesos y los dientes y reduce en un 25% el riesgo de desarrollar cálculos biliares.

 

 

 

 

 

Nueces
Contienen cantidades significativas de nutrientes como proteínas, ácidos grasos esenciales, carbohidratos, vitaminas y minerales esenciales y Omega 3. Su inclusión en cualquier dieta disminuye el riesgo de presión arterial alta y enfermedades cardíacas, fortalece los huesos, mejora el metabolismo, controla la diabetes, regula el sueño, mejora la piel y previene el cáncer, entre otros beneficios.

 

 

 

Semillas de girasol


Consumirlas es bueno para la salud cardiovascular debido a su alta cantidad de magnesio y vitamina E .
El selenio es un elemento presente en estas semillas, el cual está estrechamente vinculado a la prevención del cáncer, previniendo la formación de células cancerígenas o potencialmente dañinas.

 

 

 

 

 

Cacahuate o maní Es un alimento delicioso y versátil, rico en antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales con muchos beneficios para el organismo. Es un gran aliado para cuidar la salud cardiovascular y cerebral, tiene propiedades anticancerígenas y muchas bondades más. Contiene casi 30 veces más de resveratrol que las uvas, un compuesto antioxidante aliado en la lucha contra el colesterol.

 

 

 

 

Pepitoria
                                                                                                                                                                                                                                                                                Las semillas de ayote o calabaza (llamadas también pepitorias) tienen una amplia variedad de nutrientes que van desde magnesio y manganeso hasta cobre, proteínas y zinc.Este pequeño alimento contiene grandes dosis de proteína, grasas poliinsaturadas y calcio, entre otros nutrientes. Esto las convierte en un excelente ingrediente que se puede añadir a todo tipo de platillos.
Son ricas en Omega 3.

Semillas de ajonjolí
Previenen la diabetes, disminuyen la presión sanguínea, desarrolla huesos fuertes, protege contra la radiación, mejora la salud del corazón, ayudar a curar los trastornos del sueño, favorece la digestión, reduce la inflamación, fortalece la salud oral, desintoxica el cuerpo y elimina la depresión y el

estrés crónico.

 

 

Macadamia
Contienen antioxidantes, vitaminas y minerales indispensables para mantener la buena salud. La nueces de macadamias son ricas en vitamina B1, A, E, calcio, hierro, fósforo, potasio, selenio, magnesio y ácido Omega 3. Reducen los niveles de colesterol en la sangre, queman grasa y levanta el ánimo.

 

Avellanas
Además de ser una fuente de fibra, contienen una gran cantidad de ácidos grasos monoinsaturados que ayudan a reducir el colesterol “malo”.
Reducen la inflamación, disminuyen los lípidos en la sangre, son útiles en la lucha contra la diabetes, ayuda a combatir el envejecimiento y mejorar la función

 

 

 

 

Fuente: El Salvador. 

Share.

Comments are closed.