Peligra juicio a expresidenta de Argentina Cristina Fernández

0

Una controvertida decisión de la Corte Suprema argentina que podría retrasar el inicio del primer juicio a la expresidenta Cristina Fernández previsto para el 21 de mayo sacudió el escenario político y generó críticas de oficialistas que apuntaron que buscaría proteger a la principal dirigente opositora y eventual candidata presidencial en pleno año electoral.

La Corte Suprema pidió la víspera al tribunal a cargo del juicio a Fernández (2007-2015) el expediente en el que la actual senadora está imputada de supuesta corrupción para evaluar los recursos interpuestos por la acusada y otros imputados en la causa. La medida se produjo a pocos meses de las elecciones en las que la exmandataria se perfila cada vez con más fuerza como principal rival del presidente Mauricio Macri, que buscará la reelección.

Fernández, de 66 años, está imputada de supuestamente haber otorgado de forma discrecional obras públicas a un empresario allegado y haber recibido sobornos a cambio. Junto a ella están procesados el empresario de la construcción Lázaro Báez y más de una docena de exfuncionarios y empresarios.

En medio del alto impacto que tuvo la decisión judicial, Macri afirmó este miércoles en un acto que “todos queremos progresar y que eso sea reconocido y queremos que no haya impunidad”.

La decisión de la Corte “es extraña, por lo menos, y tiene un gran condimento político”, dijo el ministro de Justicia, Germán Garavano.

La Oficina Anticorrupción presentó un escrito reclamando que no se suspenda el inicio del juicio y un fiscal solicitó al máximo tribunal que garantice el inicio del proceso.

Varios juristas se sumaron a los cuestionamientos. El constitucionalista Gregorio Badeni dijo al canal de cable Todo Noticias que aunque la Corte tomó una decisión “válida” desde el punto de vista del derecho, “no es usual porque su doctrina es que no interviene hasta que no haya una sentencia definitiva y aquí no la hay”. Afirmó que lo “más razonable” sería que la Corte le pida al tribunal que subsane las resoluciones pendientes durante el juicio que se estima que durará más de un año.

Algunos opositores señalaron, en tanto, que la decisión de la Corte evita que Fernández sea vista como una víctima del gobierno y también favorece a Macri al garantizar “la polarización electoral” entre el mandatario y la expresidenta.

Fernández ha sumado en los últimos tiempos mayor apoyo electoral, aunque también es rechazada por una parte de la población que nunca votaría por ella en una eventual segunda vuelta.

La exmandataria se considera “perseguida” por fiscales y jueces que impulsan causas en su contra a pedido de Macri.

El fiscal de la causa que gestó el primer juicio por corrupción imputó a la exmandataria de “múltiples delitos para apoderarse ilegítimamente de millonarios fondos públicos”. Indicó que la dirigente peronista y otros acusados habrían dado un trato preferencial a empresas de Báez para obtener obras públicas en la provincia sureña de Santa Cruz, lo cual supuso “la obtención de un rédito económico indebido y un perjuicio patrimonial multimillonario al Estado nacional”.

Con información del Universo.

Share.

Comments are closed.