El ELN colombiano se apoderó de 15 fincas en territorio de Venezuela

0

Varios militares venezolanos asesinados, también algunos guerrilleros y paramilitares, fue el resultado de esas acciones. Hace poco más de una semana, el 1 de junio, volvieron los enfrentamientos. Y la guerrilla le dio un ultimátum a los productores de la zona, de los cuales ha logrado expulsar a 15 de sus unidades de producción.

Esa es una tierra muy atractiva por las trochas que hay entre Colombia y Venezuela que permiten el contrabando de gasolina, alimentos, medicinas y se ha convertido en una ruta para el narcotráfico y para la trata de personas.

Las fincas de las cuales los irregulares armados han logrado desplazar a los productores de palma aceitera están en el sector Caño Motilón y Caño 14, de manera que por el conflicto entre los grupos irregulares, han debido abandonar unas 350 hectáreas de terreno.

Pancarta del ELN

Pancarta del ELN.

El 1 de junio, reveló una fuente de la zona, llegó un grupo armado de integrantes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) al sector Primavera de Caño Motilón, parroquia Udón Pérez, municipio Catatumbo del Zulia.

Reunieron a los propietarios y empleados de las fincas y les dijeron que tenían tres minutos para desalojar sus unidades de producción. Los que habitan la zona tienen reglas de supervivencia, una de ellas es no contradecir las amenazas y cumplir cualquier ultimátum. Los amenazados abandonaron de inmediato sus unidades de producción.

Como resultado de los enfrentamientos, ocurridos entre el 1 y el 6 de junio, hubo cuatro paramilitares muertos, uno de ellos un jefe llamado alias “Orión” y varios heridos. Del lado guerrillero hubo dos elenos muertos.

Las fincas de Caño Motilón, en el sector Primavera, quedaron en manos de los irregulares colombianos. Los dueños de esas unidades de producción de palma aceitera ahora en manos de la guerrilla son los hermanos González, los hermanos Colmenares, Fiaser, Eusebio, Alberto Gómez, La Catira, Pablito, Ángel Contreras, Gerson Contreras y otros.

“Fíjese que hace dos meses la guerrilla le había llegado a la finca del productor Gonzalo Garza Carreño, a quien le dijeron que debía desalojar. Él dijo que no se iba a ir porque esa era su propiedad y que de ahí nadie lo sacaba. A los días fue asesinado y su cuerpo apareció en territorio colombiano“.

En esa lucha por el control del territorio entre la guerrilla y los paramilitares, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana no parece querer involucrarse; permanecen en la entrada del camellón de Caño Motilón y Caño del Medio.

Con información de Infobae (Diario digital de Argentina).

Share.

Comments are closed.