¿Cuál es la mejor aplicación para editar vídeos con el móvil?

0

La pandemia de coronavirus ha imposibilitado las celebraciones presenciales de cumpleaños, bodas, nacimientos o festividades como el Día de la Madre. Los vídeos personalizados se han convertido en una de las alternativas escogidas por miles de usuarios para acompañar y demostrar afecto, aunque sea, de forma virtual. Y también para alimentar sus redes sociales. Entre las aplicaciones gratuitas más descargadas en las últimas semanas en la Play Store y en la App Store, figuran editores de vídeo como InShot, VivaVideo, YouCut y Tezza. EL PAÍS los ha puesto a prueba.

Aunque escoger un editor u otro siempre dependerá de las necesidades de cada usuario, los que ofrecen más funciones de forma gratuita son InShot y VivaVideo. Con ellos, se puede desde fusionar canciones y efectos sonoros a reproducir varios vídeos a la vez en la misma pantalla o añadir emoticonos animados. Todo con una interfaz bastante similar a la de un editor profesional de ordenador. YouCut solo está disponible para Android, pero uno de sus puntos fuertes es que permite exportar vídeos gratis sin ninguna marca de agua. Tezza destaca por su sencillez, aunque solo es una buena opción si se quiere hacer una edición muy básica de un vídeo en concreto.

InShot
InShot

InShot

InShot es el editor de vídeo más popular de la Play Store —con más de 100 millones de descargas— y de la App Store. Esta aplicación permite editar vídeos y fotos y hacer collages. Tras escoger uno o varios vídeos, se abre una ventana con diferentes opciones de edición. La primera, llamada lona, permite escoger si se desea mantener el formato original del vídeo u optar por diferentes proporciones: desde las más adecuadas para Instagram a las pensadas para Youtube o Tik Tok. Además, se puede elegir si acercar o alejar el vídeo, centrarlo o fijarlo a la izquierda o a la derecha. Al pulsar en él, también es posible recortarlo, ponerlo a mayor o menor velocidad, rotarlo o voltearlo.

Hay otras funciones para retocar o modificar el vídeo como los filtros. También se puede ajustar manualmente el brillo, el contraste, la saturación o los reflejos y escoger diferentes efectos. Por ejemplo, si se aplica a un vídeo en el que sale una persona el efecto espejo, la persona aparecerá dos veces como si se hubiera multiplicado. Otros efectos son mosaiconeón o impreso. También es posible congelar en un momento determinado una imagen que se quiera resaltar de la grabación. Si el vídeo no ocupa toda la pantalla, el fondo es personalizable. Se puede elegir la misma imagen del vídeo más o menos difuminada o escoger colores o degradados.

La app permite además añadir emoticonos animados, imágenes o textos en el vídeo en determinados momentos. Es decir, es posible que el vídeo esté en una parte de la pantalla mientras a su lado aparecen y desaparecen diferentes fotografías o mensajes. En cuanto al sonido, permite añadir varias pistas a la vez. Es decir, es posible optar solo por una canción, elegir varias y mezclarlas o incluso escoger efectos de sonidos de campanas, armas, instrumentos, risas o latidos del corazón. También se puede grabar en el momento lo que se quiera que suene mientras se reproduce el vídeo.

Una vez editado por completo, es posible exportarlo en diferentes resoluciones—1080P, 720P, 640P o personalizado—. En la versión gratuita, se muestran anuncios y, una vez exportado el vídeo, aparece una marca de agua un poco grande en la esquina inferior derecha del mismo. Para poder quitarla y acceder a todos los efectos sin restricciones, la app cuenta con paquetes de pago. Mientras que hay una suscripción mensual de unos tres euros al mes, también se puede pagar una sola vez unos 30 euros.

VivaVideo
VivaVideo

VivaVideo

Esta aplicación también está disponible tanto para iOS como para Android —ha sido descargada más de 100 millones de veces en la Play Store—. Permite editar vídeos o “hacer una película de fotos”. Una vez seleccionados los clips que se quieren editar, es posible seleccionar tanto el formato del vídeo para diferentes redes sociales como el fondo. En este último caso, además del mismo vídeo desenfocado, un color determinado o un fondo degradado, se pueden escoger fondos con dibujos de plantas, ilustraciones, formas geométricas o diferentes texturas.

Las grabaciones se pueden recortar y dividir y el usuario puede eliminar cualquier fragmento. También es posible cambiar la velocidad, dar la vuelta al vídeo (hacer que empiece por el final), girarlo, optar por transiciones y usar filtros y efectos. Pero usar ajustes manuales para cambiar el contraste o la luminosidad solo está permitido para los usuarios que pagan por la app. También es de pago difuminar una parte de la foto o usar el efecto mosaico.

En la aplicación se puede optar además por diferentes efectos animados y temas que añaden animaciones al vídeo. Por ejemplo, si se escoge la temática del amor, aparecen en el vídeo corazones. Al igual que en algunas de las apps analizadas, es posible añadir texto y stickers al vídeo. En el último caso, hay una gran variedad de opciones, desde emojis a dibujos animados. Una de las funciones destacables es que permite hacer un collage de vídeos con imágenes o gifs, es decir, que varios vídeos o gifs se reproduzcan a la vez en la misma pantalla o aparezcan fotografías.

La aplicación permite ajustar el volumen del audio original del vídeo. También, añadir una grabación que se tenga guardada en el móvil o se grabe en el momento y una selección muy variada de efectos de sonido: de explosiones a instrumentos, coches o sonidos de la naturaleza. Pero la app no ofrece ninguna canción para añadir al vídeo de forma gratuita. Sí se puede buscar en línea diferentes temas, pero si se quiere extraer el vídeo a posteriori, habrá que pagar.

Al ir a exportarlo, se dan tres opciones según el formato o la resolución que se desee: hacerlo como GIF, a 480P (normal) o a 720P (alta y solo disponible para clientes de pago). Al igual que ocurre con InShot, la versión gratuita también exporta los vídeos con una marca de agua. En la de pago, además de permitir exportarlos sin marca de agua, también es posible añadir una personalizada. La función de pago permite por unos cuatro euros al mes exportar en HD, extraer música o que la app no muestre anuncios. Otra de las funciones curiosas en la versión de pago es el cambiador de voz, que hace que se parezca a la de una mujer, un hombre, una niña o incluso un alien.

YouCut
YouCut

YouCut

YouCut solo está disponible para dispositivos Android. En la Play Store tiene más de 10 millones de descargas. Una vez seleccionados los vídeos que se quieren añadir, aparece una fila deslizable de funciones. La primera permite recortar, cortar o dividir el vídeo. También es posible girarlo, voltearlo, aplicar filtros, cambiar de forma manual los ajustes de brillo, contraste o calor, accelerar o deccelerar el vídeo y optar por efectos. En este caso, la forma de aplicarlos es reproducir el vídeo y dejar pulsado un efecto determinado en el fragmento en el que se quiere que aparezca.

El usuario también puede escoger entre diferentes proporciones dependiendo de la red social en la que quiera compartir el vídeo y escoger un fondo —aunque solo entre colores sólidos—. Además de añadir texto, también se puede añadir al vídeo fotos o emoticonos. Pero en este caso, a diferencia de los anteriores editores, se trata de los emojis tradicionales del móvil, que no son animados. Aún así, una de las funciones diferenciales es que se puede escoger su opacidad.

En cuanto al audio, hay una amplia variedad de canciones gratuitas de diferentes temáticas. También se puede optar por grabaciones que se tienen en el móvil o grabar cualquier sonido en el momento. Al igual que en las dos aplicaciones anteriores, la aplicación incluye diferentes efectos sonoros. Por ejemplo, sonidos de aviones, animales, aplausos, teclados, niños o campanas.

Al guardar el vídeo, se ofrece la opción de escoger la calidad (alta, media o baja) y la resolución (1080P, 720P, 640P o 480P). Uno de los puntos fuertes de la versión gratuita de esta aplicación es que el vídeo se exporta sin marca de agua. La app cuenta además con una versión de pago por unos cinco euros al año o 14 euros si se prefiere pagar una sola vez y poder utilizarla de forma indefinida. Entre las funciones con la suscripción, se incluyen más fuentes, filtros, efectos, una paleta de degradados y música. Si bien en la prueba realizada por este periódico la app no ha mostrado ningún anuncio, el editor resalta que la versión pro no los incluye.

Tezza
Tezza

Tezza

Uno de los editores de vídeo y fotografías más populares en los últimos días tanto para iOS como para Android —con más de un millón de descargas en la Play Store — ha sido Tezza. La aplicación destaca por su sencillez. En este caso, las funciones son bastante más limitadas que en los anteriores editores. Más que para hacer un montaje de vídeos, esta app parece estar pensada para añadir diferentes efectos a un vídeo determinado.

Una vez escogido el vídeo, el usuario puede optar por ajustar manualmente otros parámetros como el contraste, las sombras, la iluminación, el ruido o los colores. Y también por recortarlo o enderezarlo. Pero los filtros —desde el vintage al de película pasando por el pop o el pistacho— están restringidos a la versión de pago. También la posibilidad de añadir subtítulos o utilizar una herramienta de stop motion (animación de fotogramas).

El usuario puede suscribirse para acceder a estos ajustes adicionales de edición de vídeo por unos cuatro euros al mes o unos 44 euros al año. Pero probablemente no merezca la pena hacer este desembolso para editar vídeos teniendo en cuenta que las alternativas mencionadas ofrecen una mayor variedad de funciones de forma gratuita. Además, en este caso, al guardar el vídeo en el teléfono, se exporta directamente sin permitir escoger ninguna opción sobre la resolución deseada.

 

Fuente: El País 
Share.

Comments are closed.