Mil trabajadores de Facebook reciben sueldo por leer mensajes de WhatsApp

0

EN UNA investigación divulgada este martes se afirma que Facebook emplea a más de 1,000 trabajadores que presuntamente leen millones de mensajes del servicio de mensajería de datos cifrados de WhatsApp.

La agencia ProPublica desarrolló el informe, el cual analiza la gestión por parte de Facebook de WhatsApp, subsidiaria de mensajería mundial con cerca de 2,000 millones de usuarios y que se promueve como una red especialmente privada.

Tras la adquisición de WhatsApp por parte de Facebook en una operación de 19,000 millones de dólares realizada en 2014, Mark Zuckerberg, director ejecutivo de Facebook, prometió a sus usuarios que sus datos estarían seguros y que no serían examinados por la empresa.

Contrario a esta promesa, en el informe de ProPublica se afirma que Facebook reclutó a más de 1,000 personas en Texas, Irlanda y Singapur para mirar el contenido de los usuarios.

Zuckerberg dijo una vez que el cifrado de extremo a extremo de WhatsApp era una característica que planeaba incorporar a Instagram y Messenger de Facebook. Se dice que el cifrado hace que todos los mensajes de la aplicación sean ilegibles hasta que lleguen a sus destinatarios.

TOMAN DECISIONES EN MENOS DE UN MINUTO

De acuerdo con el informe, los trabajadores determinan si el contenido debe clasificarse como intento de fraude, pornografía ilegal, actividad terrorista, etcétera.

Los contratistas toman su decisión en cada caso “generalmente en menos de un minuto”, de acuerdo con ProPublica.

Carl Woog, director de comunicaciones de WhatsApp, confirmó a ProPublica que varios equipos de contratistas revisan los mensajes en un intento de retirar contenido abusivo.

Sin embargo, Woog declaró a ProPublica que WhatsApp no considera que los contratistas realizan una función de moderadores de contenido.

ProPublica también informó haber obtenido una queja confidencial presentada el año pasado ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) sobre la forma en que Facebook utiliza contratistas externos, junto con sistemas de inteligencia artificial e información de cuentas, para vigilar los mensajes de los usuarios.

La SEC no ha emprendido ninguna acción pública con respecto a la queja, y un vocero del organismo declinó hacer comentarios a ProPublica acerca de ese tema.

En la investigación también se afirma que Facebook restó importancia a la cantidad de datos que recopila de los usuarios de WhatsApp, así como a la forma en que los usa. “Por ejemplo, WhatsApp comparte metadatos con organismos como el Departamento de Justicia, que son registros no cifrados que pueden revelar mucho sobre la actividad del usuario”, escribió ProPublica.

En un caso, los datos de usuarios de WhatsApp fueron entregados a los fiscales en un juicio contra un empleado del Departamento del Tesoro que filtró documentos confidenciales a un medio de comunicación.

Will Cathcart, director de WhatsApp, ha reconocido previamente que la empresa ha trabajado con organismos de aplicación de la ley.

“Definitivamente, pienso que podemos dar seguridad a las personas mediante el cifrado de extremo a extremo y trabajar con los organismos de aplicación de la ley para resolver crímenes”, dijo Cathcart en una entrevista realizada en YouTube en julio con el grupo de analistas Australian Strategic Policy Institute (ASPI).

Un usuario de redes sociales reaccionó a las noticias publicadas en el informe señalando las afirmaciones aparentemente contradictorias realizadas por Facebook y WhatsApp. El usuario escribió: “Aparentemente, WhatsApp no puede ver tus mensajes, pero tiene un equipo de personas que pueden ver tus mensajes y proporcionar el contenido a los organismos de aplicación de la ley cuando sea necesario. No confíes a Zuck nada de lo que consideres privado”.

En un correo electrónico enviado a Newsweek, un vocero de WhatsApp indicó que los trabajadores que analizan los mensajes reportados que reciben no interfieren con las características de cifrado y privacidad.

“WhatsApp da a las personas una forma de reportar el spam o los abusos, que incluye compartir los mensajes más recientes de un chat”, escribió el vocero. “Esta característica es importante para evitar los peores abusos en la internet. No estamos de acuerdo en absoluto con la idea de que recibir los informes que un usuario decida enviarnos sea incompatible con el cifrado de extremo a extremo”.

Un día después de publicar la información, ProPublica le añadió una enmienda: “Una versión anterior de esta historia provocó una confusión involuntaria sobre hasta qué punto WhatsApp examina los mensajes de sus usuarios y si rompe el cifrado que mantiene los intercambios en secreto. Hemos alterado el lenguaje en la historia para dejar en claro que la empresa solo examina los mensajes de los hilos que los usuarios han informado como posiblemente abusivos. No rompe el cifrado de extremo a extremo”.

Share.

Comments are closed.