Netflix arrasa en los Emmy con ‘The Crown’ y ‘Gambito de Dama’

0

Los productores de la 73ª edición de los premios Emmy eligieron a Cedric The Entertainer como presentador prometiendo una velada de gloriosa diversión. Nada más lejos de la realidad, la ceremonia no solo no fue divertida, sino que la actriz Amy Poehler acabó pidiendo la hora cuando le tocó presentar. «¿Alguien sabe cuándo se acaba esto y por dónde podemos salir?» dijo provocando uno de los pocos momentos de alivio para los invitados.

En un monólogo para el olvido, Cedric señaló lo emocionado que estaba de verse de nuevo rodeado de gente y poco después Seth Rogen se quejó de lo mismo. «Es bueno estar aquí en los Emmy, pero permítanme decir: hay demasiados de nosotros en esta pequeña habitación». En lo que fue una broma y una rendición de socorro, Rogen aseguró sentirse engañado. «¿Qué estamos haciendo? Dijeron que esto era al aire libre, ¡no lo es! Nos mintieron. Estamos en una tienda de campaña sellada herméticamente. De saberlo, no habría venido. ¿Por qué hay un techo? ¿Es más importante que tengamos tres candelabros que asegurarnos de no matar a Eugene Levy de covid?». En su afán por lograr una prefabricada realidad, los organizadores de los Emmy hicieron oídos sordos a la difícil situación vivida por la pandemia sin una sola referencia al más de medio millón de norteamericanos que han perdido la vida hasta ahora por el virus. Ignoraron el covid mientras mataban de aburrimiento a la audiencia.

La gala fue soporífera y predecible, con una puesta en escena más de los años 70 que del milenio en que nos encontramos. La única tecnología digna de mencionar fue la emisión en directo y simultánea en Londres y Los Ángeles. Gracias a esa duplicidad, los productores de ‘The Crown’ pudieron recibir en mano el galardón a mejor serie dramática, también en parte por la ausencia de grandes éxitos como ‘Succession’.

Mejor drama: ‘The Crown’

En cualquier caso, fue un momento histórico para Netflix que se llevó a casa su primer Emmy en esta categoríaOlivia Colman volvió a llevarse el premio a Mejor Actriz en una serie dramática por su papel de la reina de Inglaterra y su compatriota Josh O’Connor recibió el de mejor actor dramático por la interpretación de su hijo en la ficción, el Príncipe Carlos de Inglaterra. La actriz Gillian Anderson consiguió para ‘The Crown’ el galardón a mejor actriz de reparto por su papel de Margaret Thatcher.

Jason Sudeikis, mejor actor de comedia en los Emmy 2021 por ‘Ted Lasso’ – Mario Anzuoni/Reuters

Mejor comedia: ‘Ted Lasso’

En el apartado de mejor comedia, ‘Ted Lasso’ conquistó el preciado trofeo. La serie sobre este amigable entrenador de fútbol es el mayor éxito de Apple+ hasta la fecha. Ted Lasso vio cómo tres de sus estrellas recibían un Emmy; Jason Sudeikis, como mejor actor de comedia, Brett Goldstein, a mejor actor de reparto en una comedia, y Hannah Waddingham, a mejor actriz de reparto en una comedia. «Vaya año» dijo Sudeikis al aceptar su premio, agradeciendo a su familia, sus mentores y maestros, y sus compañeros de equipo. «Significa mucho para mí estar aquí y ser un espejo de lo que ustedes me dan» . El apacible protagonista de ‘Ted Lasso’ acumula trofeos con esta serie por la que también recibió un Globo de Oro el pasado enero.

Mejor miniserie: ‘Gambito de dama’

‘Gambito de dama’ ganó como mejor serie limitada logrando otro triunfo para Netflix. Kate Winslet, Evan Peters y Julianne Nicholson triunfaron en el apartado de interpretación para una serie limitada por su trabajo en ‘Mare of Easttown’. «Este año hemos vivido un momento cultural sorprendente con todo el mundo encerrado por una pandemia viendo series de televisión. A todos vosotros os dedico este premio» dijo Winslet al recibir su Emmy. Otro premio esperado fue el de mejor actriz de comedia que recibió Jean Smart por su trabajo en ‘Hacks’. Con este Emmy, Smart se convierte en el único actor que se ha llevado estatuilla en las cuatro categorías de interpretación. Ru Paulque ganó con ‘Drag Race’, también hizo historia al convertirse en el artista negro más premiado de estos premios con 11 victorias en su carrera.

Kate Winslet, mejor actriz de una miniserie por ‘Mare of Easttown’ – Mario Anzuoni/Reuters

Con la excepción de Conan O’Brien, capaz de hacer reír hackeando cada discurso con su borrachera, la ceremonia fue una puesta en escena insulsa y aburrida sin conexión con el público, ofreciendo presentadores, ganadores y discursos tan monótonos como predecibles. En un ‘show’ con más nominados afroamericanos que ningún otro año, resultaba embarazoso ver que ninguno de ellos ganaba nada. De hecho, Michaela Coel, nominada a cuatro premios, fue la única que ganó en la categoría a mejor guionista por ‘Podría destruirte’, convirtiendo estos Emmy en los premios más blancos que se recuerdan. A las mujeres creativas les fue mejor; Jessica Hobbs se convirtió en la cuarta mujer en ganar como mejor directora por ‘The Crown’Lucia Aniello ganó como mejor guionista y directora por la comedia ‘Hacks’, y Debbie Allen se llevó el Emmy a una carrera dedicada a la televisión.

Share.

Comments are closed.