Indígenas buscan perdón y olvido en favor de sus dirigentes

0

De las 260 solicitudes de amnistía, 152 están relacionadas con el paro de octubre de 2019. La Comisión de Garantías Constitucionales las tramitarán.

La lista es larga. 260 son los pedidos de amnistía que reposan en la Asamblea Nacional y que deberán ser tramitados por la Comisión de Garantías Constitucionales. Una vez que sean calificadas por el Consejo de Administración Legislativa (CAL).

Los últimos en ingresar fueron de las diferentes organizaciones indígenas agrupadas en la Conaie. Solicitan perdón y olvido de las causas iniciadas en la justicia ordinaria.
Las solicitudes fueron entregadas el 15 de septiembre de 2021, tras una movilización que fue del parque El Arbolito hasta la sede de la Función Legislativa. En los listados están sus más altos dirigentes de agremiaciones, al menos 50 líderes buscan la amnistía.

Los pedidos provienen de la Conaie, Unión de Organizaciones Indígenas Cañaris del Soscal, Pachakutik, Federación de Comunas de la Provincia de Santa Elena, a las que se suman las del Frente Unitario de Trabajadores (FUT) y Acción Ecológica; esta última reúne 108 solicitudes de amnistía referente a la defensa de los territorios.

La mayoría de requerimientos es por presuntas infracciones que se habrían cometido durante las protestas de octubre de 2019, por la eliminación de los subsidios de los combustibles. En total son 152, de las 260 solicitudes de amnistía, que se refieren al paro de octubre.

Entre las cabezas visible están el presidente de la Conaie, Leonidas Iza, el expresidente de la organización, Jaime Vargas, los dirigentes Severino Sharupi, Marlon Vargas, Yolanda Tiupul, Agustin Cachipuendo, José María Sarango, entre otros líderes de las diferentes comunidades. A ellos se suman también los nombres del dirigente del Frente Unitario de los Trabajadores, Mesías Tatamuez y Joaquin Chaluisa, dirigente de los trabajadores de la Salud.

Las acusaciones son múltiples. La Fiscalía abrió una investigación por 29 delitos como: daño a bien ajeno, paralización de un servicio público, ataque o resistencia, sabotaje, secuestro, robo, terrorismo, instigación, entre otros. En las solicitudes no se especifica en qué estado están los procesos, a pesar de que hay quienes sostienen que habrían infracciones que estarían por prescribir; sin embargo, desde la dirigencia indígena se cree que los procesos no se cerrarán y prefieren seguir con el proceso de amnistía.

EL TRÁMITE
De acuerdo con lo que determina el artículo 99 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa (LOFL), la Asamblea podrá expedir la resolución declarando la amnistía por delitos políticos o conexos con los políticos. No se concederá por delitos cometidos contra la administración pública (peculado, concusión, enriquecimiento ilícito, cohecho), ni por genocidio, tortura desaparición forzada de personas, secuestro y homicidio por razones políticas o de conciencia.

El pleno de la Legislatura concederá o negará la amnistía en un solo debate, con el voto favorable de las dos terceras partes, es decir, 91 votos. Aprobada la amnistía, la resolución será enviada al Registro Oficial para su publicación.

EFECTOS DE LA AMNISTÍA.
Resuelta la amnistía no podrán ejercerse acciones penales ni iniciarse proceso penal a alguno de los solicitantes por dichos delitos. Si se hubiere dictado sentencia condenatoria, se entenderá como no impuesta la pena, quedando cancelados todos los efectos de la sentencia, inclusive los civiles.

“La amnistía extingue la responsabilidad de los autores de un delito, y se le otorga exclusivamente por delitos políticos. Es el perdón y olvido de todo y la persona amnistiada se verá libre de toda responsabilidad del delito que se le acusó”, precisó el constitucionalista, Salim Zaidam.

El proceso que debe seguir la solicitud
De acuerdo con lo que señala la Ley Legislativa el trámite de la amnistía es competencia de la Comisión de Garantías Constitucionales, la cual deberá tramitarla y elaborar un informe luego de revisar caso por caso. El documento pasará al pleno para su votación. Al momento, la Comisión de Garantías Constitucionales está integrada por cuatro asambleístas de Pachakutik (Pk), tres de Unión por la Esperanza (UNES), uno del Partido Social Cristiano (PSC) y uno del oficialismo. (RR)

Fuente: La Hora

Share.

Comments are closed.