Cinco sitios seguros de Guayaquil atraen a nacionales y extranjeros

0

Son las 20:30. Una veintena de niños se desliza por las resbaladeras de uno de los juegos infantiles del Malecón 2000 de Guayaquil. Sus padres los observan desde un costado, mientras les toman fotografías con sus celulares.

A pocos metros, un grupo de turistas también retrata las estatuas de Simón Bolívar y San Martín. Las decenas de luces en postes, árboles y letreros iluminan todos los corredores del Malecón. Una Unidad Policial Móvil permanece estacionada en los exteriores de la puerta principal.

Allí hay agentes con cámaras y equipos de radio que mantienen comunicación directa con una escuadra de policías en bicicletas. Los uniformados recorren todo el día los 2,5 kilómetros de longitud de este sitio turístico.

El último año, el Malecón 2000 ha sido considerado uno de los sitios seguros de la urbe porteña. Las estadísticas señalan que, a diferencia otros parques y plazas del centro de la ciudad, en este sitio no se han registrado muertes violentas ni venta de droga. El único episodio de violencia se registró el lunes 1 de noviembre del 2021. Dos armados perpetraron un asalto a personal que retiraba la recaudación de los parqueaderos. La Policía informó que se trató de un hecho aislado y que no hubo víctimas ni heridos.

De allí que la seguridad municipal se reforzó. Más de 16 guardias vigilan que turistas nacionales y extranjeros no sean acosados por comerciantes o personas que deambulan.

En las bancas también hay estudiantes con computadoras portátiles y adultos mayores leyendo. Uno de ellos es Ramiro Peralta. Hace ocho días comentó que visita el Malecón tres veces por semana. “Tengo 67 años y es el único lugar que les da tranquilidad a mis hijos”, señala sonriendo.

Rodolfo Bustamante también se encontraba la misma noche con su esposa, su madre y sus dos pequeñas hijas. “A pesar de que uno sabe que Guayaquil es muy peligrosa, el Malecón sigue siendo tranquilo y bien resguardado. Sin embargo, uno tiene que tener cuidado al salir del perímetro cercado”, señala.

Eso lo confirman los agentes municipales. Por eso, a los turistas les recomiendan seguir la caminata con dirección a las escalinatas del Cerro Santa Ana o al puerto que lleva el mismo nombre. En los dos sitios también hay seguridad privada y pública. Más de 105 locales comerciales, entre restobares y galerías de arte, ofrecen sus servicios durante las tardes y noches. En los accesos a estos sitios también se observan filas de familias.

La mayoría decide subir las 444 escaleras hasta el faro. La Policía tampoco ha reportado actos delictivos en estos sitios en los últimos dos meses. Para el feriado reciente, se dispuso un contingente de 500 policías para que refuercen los controles.

Otro de los lugares más seguros de Guayaquil es la denominada Plaza Guayarte. Este espacio de diversión nocturna también cuenta con vigilancia privada. Estudiantes, parejas y familias acuden los fines de semana a escuchar música en vivo o a degustar la gastronomía guayaquileña.

Además, cuenta con un circuito de vigilancia con cámaras en puentes, comedores y parqueaderos. “Este sitio es recomendado para las personas que sienten temor de salir a bares en zonas abiertas. Aquí hay más de 20 locales seguros. Desde su reapertura en la pandemia no han existido robos ni asaltos”, señala uno de los vigilantes. La Policía también lo confirma.

Por último, una de las áreas verdes más grandes de Guayaquil es el parque Samanes. Según datos policiales, también es considerado uno de los sitios más seguros del Puerto Principal.

Agentes con canes, bicicletas y caballos recorren senderos, pistas y canchas para vigilar que no ocurran actos delictivos. “La gente aquí corre desde las 05:00 hasta las 22:00 libremente”, cuenta uno de los celadores.

Este espacio, de más de 851 hectáreas, cuenta con estadios, pistas de patinaje, de atletismo, lagunas y hasta parques temáticos. EL COMERCIO realizó un recorrido la noche del jueves último y constató que más de 200 personas estaban en las canchas de fútbol pasadas las 21:30. Entre los asistentes había niños, mujeres y adultos mayores.

No obstante, la Policía siempre recomienda no distanciarse mucho, no ir a sitios desolados y no caminar por las periferias del parque.

Fuente: El Comercio

Share.

Comments are closed.