El paro parcial del transporte urbano de Guayaquil continúa en su tercera semana sin soluciones

0

El transporte urbano de Guayaquil lleva tres semanas operando parcialmente. La alcaldesa, Cynthia Viteri, dice que no cederá en el alza de pasajes, si no mejora el servicio. Los transportistas prefieren tener sus unidades paradas tres o cuatro días por semana. En la Avenida Barcelona, más de una docena de buses están estacionados como medida de protesta para presionar al Municipio de Guayaquil a sentarse a negociar un incremento de USD 0,10 en el pasaje urbano, que actualmente está en USD 0,30. Los transportistas llegan a sus puntos de partida en los horarios regulares, pero en lugar de trabajar se pasan el día dentro de los buses, o jugando cartas con sus colegas. Así hasta que cae la tarde, se acaba la jornada y les toca guardar los buses.

Al día siguiente ellos saldrán a trabajar y los que trabajaron este día deberán matar el tiempo, pues es su turno de plegar al paro.

Según los transportistas, les resulta igual trabajar toda la semana con la actual tarifa, que parar tres o cuatro días. “Por el combustible que ahora cuesta más, los frenos, cambios de aceite. No trabajar es, de alguna manera, un ahorro”, dice Danilo Paredes, dueño de un bus de la línea 84. Pero su protesta no tiene eco. La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, no se muestra dispuesta a negociar un alza del pasaje mientras el servicio no mejore. En medio de esta disputa están los ciudadanos que han terminado pagando más de USD 0,40 para trasladarse con quienes han aprovechado este conflicto para ofrecer el servicio de manera informal.

 

Share.

Comments are closed.