A pesar del boicot de EEUU y otros cuatro países, el secretario general de la ONU dijo que asistirá a los Juegos Olímpicos de Beijing

0

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, asistirá a la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing en febrero próximo pese al boicot diplomático de varios países, anunció su portavoz.

“El secretario general recibió una invitación del COI para asistir a la inauguración de los Juegos de Invierno en Beijing y la aceptó”, dijo Stephane Dujarric durante su conferencia de prensa diaria.

Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda anunciaron un “boicot diplomático” a los Juegos, por las denuncias de violaciones a los derechos humanos del gobierno chino contra la minoría musulmana de los uigures.

“Creo que sus dos predecesores inmediatos han asistido a casi todos los Juegos Olímpicos desde al menos 2002″, argumentó Dujarric.

Estados Unidos anunció un boicot diplomático de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022 citando abusos a los derechos humanos, en una medida que no impedirá que los atletas estadounidenses compitan.

“El gobierno de Biden no enviará ninguna representación diplomática u oficial a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Invierno de Beijing 2022 dado el genocidio y los crímenes de lesa humanidad en curso de la República Popular China (República Popular China) en Xinjiang y otros abusos de los derechos humanos”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Dijo Psaki.

La medida solo implica no enviar delegados del gobierno y no impedirá viajar a los atletas al evento, que se celebrará del 4 al 20 de febrero. Pese a ello, China amenazó el jueves con represalias.

Varias organizaciones de derechos humanos han apoyado este boicot diplomático y la directora para China de Human Right Watch, Sophie Richardson, lo calificó de “paso crucial para desafiar los crímenes contra la humanidad del gobierno chino hacia los uigures y otras comunidades”.

Los activistas aseguran que al menos un millón de uigures y otras personas provenientes de minorías musulmanas han sido encarceladas en campos en Xinjiang, donde Beijing también está acusado de trabajos forzados y de esterilizaciones de mujeres.

China defiende que estos campos son centros vocacionales para luchar contra el atractivo que ejercen grupos de extremistas islámicos.

Así mismo, el régimen de xi Jinping rechazó el martes la medida y advirtió que Washington “pagará el precio”.

El portavoz diplomático de China, Zhao Lijian, acusó a Estados Unidos de violar el principio de neutralidad política en el deporte. “El intento de Estados Unidos de interferir en los Juegos Olímpicos de invierno debido a su prejuicio ideológico, basándose en mentiras y rumores, solo pone de manifiesto sus dañinas intenciones”, dijo el vocero.

“Estados Unidos pagará el precio de sus malas pasadas”, afirmó. “Estén atentos”, respondió cuando se le preguntó sobre las represalias de China y volvió a calificar de “mentira del siglo” las acusaciones occidentales sobre la situación en Xinjiang.

(Con información de AFP y Europa Press)

Share.

Comments are closed.