Teebot, un robot 100% nacional y programado por niños

0

Para los inventores de Teebot, la capacidad de crear de los niños se ha convertido en su principal herramienta de trabajo, pues el robot es programado por niños desde los 4 años de edad. “Está diseñado para aprender programación y electrónica, y está formado por piezas electrónicas nuestras, no importamos nada. Además, generamos nuestro propio programa de computadora a través del cual los niños programan”, explica Carolina López.

Ella pertenece a Clear Minds-It, una empresa nacional que junto a EGM Robotics idearon a Teebot. En las 2 firmas trabajan jóvenes, la mayoría de ellos tiene 21 años y aún estudia en la universidad.

Teebot fue un proyecto que tomó varios meses en concretarse. Así lo cuenta Santiago Mosquera, arquitecto de software de Clear Minds. “Es un producto 100% de Ecuador, todo el diseño de la placa electrónica y el ensamblaje de la placa también es local”, cuenta.

Santiago explica que la misma placa electrónica usada por los niños de 4 años la utilizan los chicos del Club de Robótica de la Universidad Politécnica Nacional.

¿Cómo intervienen los niños?

Hace varios años Clear Minds-It dicta cursos de programación y robótica a niños. Al principio impartían clases con un robot importado. Luego detectaron algunos limitantes con la herramienta y decidieron probar suerte con un objeto que sea fabricado en Ecuador.

Así nació Teebot. “Durante estos cursos vimos el potencial y facilidad con los que los niños aprenden fundamentos de programación y de robótica”, señala Santiago.

Su compañera Carolina explica que se trabaja en talleres y con un método basado en la experimentación.

Los niños a partir de 4 años programan al robot organizando los movimientos de forma secuencial, dependiendo lo que se quiera y se busque programar. “Tenemos un programa en el que los niños tienen botones y flechas. Entonces ellos las arrastran y forman la secuencia que quieren que el robot haga. Se puede descargar el programa, es tan fácil como descargar una aplicación de teléfono”, comenta la joven.

Al niño se le ponen muchos escenarios de fantasía en los que pueda participar. Por ejemplo, se le plantea un universo entero en el que Teebot debe llegar a Júpiter atravesando varios obstáculos y planetas. El pequeño tiene que idear cómo llegar a la meta.

“En cuanto al software, nosotros podemos dar modificaciones y sacar versiones para diferentes edades con diferente grado de variabilidad y de complejidad, de acuerdo a la edad (…) incluso el robot puede girar menos 90 grados”, explica Santiago.

Antes de ir a la feria en Yachay los jóvenes mentores del robot pensaban en comercializarlo en el mercado, pero luego de tener la visita de varios profesores de colegios y alumnos, cambiaron de opinión.

A partir de julio estos innovadores pretenden enganchar a los colegios para crear talleres de robótica y utilizar a Teebot en la enseñanza.

Contarán con la ayuda de 2 docentes en cada institución para que se hagan cargo del club.Ellos recibirían capacitación del sistema y se les facilitará  el material, metodología y soporte.

Si bien los clubes de robótica no son nuevos en el país, la novedad es que Teebot y sus piezas son una creación 100% nacional. Innovaciones como éstas fueron potenciadas en Innópolis, una feria que congregó a más de 18.000 visitantes la semana pasada en Yachay.

DATOS

En la feria tecnológica Innópolis hubo más de 200 proyectos, relacionados con las ciencias de la vida, de la tierra, patrimonio, tecnologías de la información, entre otros.

Clear Minds-It y EGM Robotics, creadoras de Teebot, son 2 empresas aliadas en las que trabajan jóvenes entre los 21 y 35 años. Ambas buscan impartir el conocimiento a través de la autoeducación.

Clear Minds-It actualmente dicta un taller sobre lenguaje Java a estudiantes desde los 15 años del colegio Don Bosco, cuando este sistema se suele conocer a los 23 en las aulas universitarias.

El programa de enseñanza de Java es piloto y mide el nivel de aprendizaje.

Share.

Comments are closed.