Ad image

Argentina solo es Messi.

Victor Guillermo Gonzalez Delgado
3 Min. de Lectura

Otra vez Lionel Messi salvó a Argentina con un golazo decisivo que instala a su equipo en la segunda ronda de la Copa del Mundo de Brasil 2014.

El 0-0 con Irán parecía inamovible ayer, pero Messi vio un hueco. Levantó la cabeza y envió un disparo cruzado desde fuera del área con el que terminó dando una victoria agónica a su equipo, que volvió a tener problemas en su juego.

Alejandro Sabella, entrenador albiceleste, rindió homenaje a sus jugadores por el sufrido triunfo 1-0 y especialmente al autor del gol en el descuento.

“Fue importante Messi. Tuvo perseverancia, paciencia, actitud y buscó siempre el gol, a su manera y con sus posibilidades. Tuvo dos, tres ocasiones en el segundo tiempo. Nunca bajó los brazos y siempre buscó desequilibrar”, dijo el adiestrador.

Sabella siguió elogiando a su estrella y admitió que el gol había salvado el partido para los suyos. “Por suerte, Messi es argentino. Es un genio”, señaló, apuntando que “ni dos arqueros lo habrían atajado”, en alusión al tiro de la Pulga que significó el 1-0 a los 90 minutos +1.

Mientras, Messi admitió que el juego de su equipo no está siendo lo brillante que desea.

“No estamos demostrando lo que podemos dar, pero con el correr de los partidos creo que lo vamos a conseguir. Somos los primeros que sabemos que no estamos consiguiendo lo que buscamos”, afirmó.

Messi se refería así a las dificultades que ha tenido la Albiceleste para ganar sus dos partidos, primero ante Bosnia (2-1), también con un gol decisivo suyo, y ahora ante los iraníes por ese corto y agónico 1-0.

En un mal partido, y a pesar de jugar con el esquema ofensivo 4-3-3, a Argentina le costó mucho generar ocasiones de gol y hasta pudo haber perdido de no haber sido por tres grandes atajadas de su guardameta Sergio Romero.

El planteo se reiteró en el inicio de la segunda parte y, con Argentina volcado al ataque, los persas no marcaron de milagro a los 52m con un cabezazo de Reza Ghoochannejad que tapó Romero en dos tiempos.

A los 70m, Romero salvó nuevamente a Argentina ante otro cabezazo de Askhan Dejagah que paralizó el corazón de los simpatizantes albicelestes.

Romero volvió a lucirse ante Ghoochannejad luego de una cabalgada por izquierda del delantero del Charlton de la segunda división inglesa.

Share this Article
× ¿Cómo puedo ayudarte?