Ad image

Bärbel Höhn: ‘Es legítimo saber a dónde va dinero del gobierno alemán…’

Victor Gonzalez
9 Min. de Lectura

La Comisión de Medio Ambiente del Parlamento alemán está en la capital peruana como parte de la delegación de ese país que participa en las negociaciones de la Cumbre por el Cambio Climático (COP20). La semana pasada tenía previsto visitar Ecuador, pero el Gobierno no autorizó su ingreso. Sus miembros querían llegar hasta el Parque Nacional Yasuní.

El pasado miércoles, en una rueda de prensa, el canciller Ricardo Patiño advirtió a los alemanes que el Ecuador “no es una colonia desde hace 200 años” y tiene el derecho a determinar las visitas que acepta o no en su territorio.

Sobre esta decisión del Gobierno ecuatoriano, conversó ayer con EL UNIVERSO la presidenta de la Comisión de Medio Ambiente del Bundestag, Bärbel Höhn, acompañada de los parlamentarios que la integran y que representan a todos los partidos alemanes.

Patiño dijo que el Gobierno de este país no permitirá que se intente hacer auditorías a la política petrolera ecuatoriana, ¿es eso lo que pretendía hacer esta comisión?
Desde hace años, muchos de nosotros nos hemos comprometido en favor del Yasuní y durante muchos años apoyamos la decisión del Gobierno ecuatoriano, en el sentido de no explotar el petróleo si hay un fondo de compensación. De lo que se trata es de conservar la biodiversidad. En ese tiempo (Iniciativa Yasuní-ITT) el ministro de Cooperación y Desarrollo Económico alemán no contribuyó al fondo que gestionaba el Gobierno ecuatoriano; pero en vez de ello puso a disposición otros recursos para invertirlos en el desarrollo del Yasuní. Nosotros queríamos ver de qué manera se están utilizando los fondos.

El presidente Rafael Correa, cuando informó que dejaba atrás la iniciativa, dijo que el mundo había fallado. ¿Cómo lo ven ustedes?
Para nosotros también es un fracaso, porque habíamos apoyado ese fondo y lo veíamos como una alternativa para el Gobierno; por tanto, ahora no estamos interesados solo en ver la situación en el Yasuní, sino en conversar con el Gobierno para escuchar sobre el porqué tomaron esa decisión.

El Gobierno dice que lo que cuenta ahora es que la explotación petrolera se haga de forma sostenible.
Yo fui miembro de la delegación del Parlamento alemán que visitó Ecuador en octubre pasado y mantuvimos una entrevista con el vicecanciller ecuatoriano (Leonardo Arízaga) quien nos explicó justamente eso, sobre la sostenibilidad en la extracción de petróleo que, por ejemplo, los caminos no sobrepasarán cierta anchura. Pero también conversamos con aquellos que están en contra de la extracción, como YASunidos, y ellos tuvieron una posición distinta, dicen que los caminos serán más anchos de lo planteado. Nosotros queríamos ver la situación in situ, porque es importante poder escuchar a ambas partes, tanto al Gobierno como a las ONG, para no estar solo con la opinión de un lado.

Pero la ministra del Ambiente de Ecuador, Lorena Tapia, dice que esta delegación no cumplió los protocolos para esta visita. ¿Es así?
Eso tengo que rechazar claramente. Incluso, este segundo viaje ha sido mejor preparado que el de octubre, porque estando en Ecuador, en cada cita, anunciaba que íbamos a regresar en un plazo de unas cuatro semanas, con la Comisión de Medio Ambiente y que nuestro interés principal era visitar el Parque Yasuní. La embajada alemana ha preparado ambos viajes siguiendo los mismos principios; y para el segundo viaje se podía añadir mi participación en la preparación del programa, viendo los temas que queríamos abordar.

El gobierno ecuatoriano dice que ha venido a esta COP, además de presionar a los países desarrollados a que cumplan con los compromisos de financiamiento para temas como la adaptabilidad, a promover la Constitución que garantiza derechos de la naturaleza. Leyes en favor de la naturaleza y por otro lado explotación en una reserva natural, ¿cómo ven ustedes esta postura de Ecuador?
Estamos ahora en un punto donde cada país hace lo que está en condiciones de hacer, los desarrollados, por supuesto, deben hacer más, que los otros. Alemania, por ejemplo, va a reducir en un 40 % las emisiones con relación al año 1990, que es el año de referencia, pero también los emergentes y aquellos en vías de desarrollo, pueden hacer algo. En este contexto considerábamos importante conversar con el gobierno ecuatoriano y escuchar de su parte por qué optaron por la explotación del petróleo. También para la COP es importante conocer las razones por las cuales optaron por sacar petróleo del Yasuní. De esta manera, no quiero valorarlo de ninguna manera, sino solo quiero escuchar para poder entender mejor.

El Gobierno dice que es fácil, desde la comodidad del desarrollo de ciertos países, oponerse a la explotación del Yasuní que busca –asegura– obtener recursos para dar educación y salud.
Es justamente el motivo por el cual queríamos hablar con las partes, con el Gobierno, para saber, el porqué decidió cambiar su posición y extraer el petróleo. Por otro lado, de ninguna manera queríamos dictar al Gobierno qué tendría que hacer; al contrario, queríamos incrementar nuestra comprensión de la posición del Gobierno, pero para eso necesitamos información. Por otro lado, tampoco permitimos que nos puedan dictar con quién hablar y con quién no, queremos hablar también con la oposición como lo hacemos con todos los países.

¿Es un derecho de otros países hacer consultas al Gobierno de un país sobre cómo maneja, como en este caso, un proyecto petrolero?
Es el interés legítimo de nosotros ver a dónde va el dinero del gobierno alemán y lo queríamos ver sobre la base de que la cooperación con las instituciones en el Ecuador ha sido muy buena. Nos sorprendió aún más que el Gobierno del Ecuador haya reaccionado de esta manera, no lo entendemos.

Reportes de prensa señalan que iban a solicitar un pronunciamiento de su gobierno respecto a este tema.
Nosotros entramos en contacto con el ministerio federal de Relaciones Exteriores y le informamos sobre la situación, el ministerio convocó al embajador ecuatoriano; también le transmitimos al ministerio federal de Cooperación Económica y Desarrollo y al ministerio federal de Medio Ambiente. Nosotros contactamos a los ministerios decisivos en este asunto y lo hicimos como comisión.

¿Por qué el interés de esta Comisión en Yasuní?
Yasuní para nosotros es de relevancia especial. Para mí en particular, pero también para otros miembros de la comisión. Antes fui Ministra de medio ambiente regional y el banco oficial financiaba oleoductos en Ecuador; es decir, hace más de 15 años, cuando yo fui Ministra, y me toco presidir la comisión de desarrollo, ya teníamos un contacto con ese tema. Y por la gran biodiversidad que tiene; realmente, es un tesoro natural que se quiere preservar, por lo tanto, nosotros estábamos en favor del camino propuesto por el gobierno del Ecuador de proteger esta reserva y crear este fondo financiero. Durante años, por no decir décadas, nos hemos comprometido en favor de esta idea, de este asunto y esto lo diferencia de otros proyectos donde no hay una trayectoria de acompañamiento tan larga.

Share this Article
Seguir:
Director Digital de Radio Centro 101.3 FM
× ¿Cómo puedo ayudarte?