Ad image

Boulaye Dia, de electricista amateur, a héroe de Senegal en el Mundial

Cedido en la Salernitana por el Villarreal, el delantero tuvo varios oficios temporales hasta que encontró su camino en el fútbol

Radio Centro 101.3 FM
4 Min. de Lectura

Boulaye Dia (Oyonnax, Francia; 16-11-1996) sigue perteneciendo al Villarreal, pero no cuajó en La Cerámica. Llegó procedente del Stade Reims a cambio de 12 millones y dejó 7 goles y 6 asistencias en 35 partidos (1.651 minutos).

El atacante senegalés se marchó cedido a la Salernitana y en 14 partidos ya casi ha igualado sus números realizadores con el submarino amarillo: suma 6 goles en los 959 minutos que ha disputado en la Serie A. Es más, en Salerno ya se da por hecho que el club ejecutará su opción de compra, fijada en 12 millones.

«Esta nueva aventura ha empezado bien y espero que siga así. El Villarreal no me garantizaba el espacio que reclamaba y, a veces, hay que saber elegir. Con el Mundial a la vuelta de la esquina necesitaba jugar para exhibir mis cualidades», reconocía en BeIN Sports.

«Con el Mundial a la vuelta de la esquina necesitaba jugar para exhibir mis cualidades»

Boulaye Dia, en Bein Sports

El plan le ha salido de maravilla. Dia le ha ganado a Diédhiou la carrera por el ‘9’ y, en ausencia de Sadio Mané, se ha convertido en la principal referencia ofensiva de Los Leones de Teranga. Suyo fue el gol -también se llevó el ‘MVP‘- que abrió la victoria contra la ya eliminada Qatar (1-3).

Se convertía, de este modo, en el primer jugador de la Salernitana en marcar en un Mundial, un héroe sorprendente para el conjunto africano: «Me costó mucho llegar hasta aquí. Hace tres o cuatro años todavía jugaba de forma amateur. Es mi primera participación en una Copa del Mundo y sólo puedo estar orgulloso de haber logrado un gol».

«Me costó mucho llegar hasta aquí. Hace tres o cuatro años todavía jugaba de forma amateur»

Video thumbnail
Gol de Boulaye Día (0 – 1) en el Qatar 1 – 3 Senegal.

Boulaye Dia no olvida de dónde viene y cómo su sueño estuvo a punto de desvanecerse. Con 12 años iba camino de probar con el St.-Étienne… y el coche de su padre, exfutbolista amateur, se estropeó a mitad de camino. Tres años después lo intentó con el Lyon, que le descartó por ‘bajito’. Su test con el Wrexham galés tampoco cuajó por una intoxicación alimentaria.

«Tuve que dejar el fútbol durante un tiempo. Tenía que ayudar a mi familia y hacían falta ingresos que no llegaban con el fútbol y tuve que ponerme a trabajar«, desvelaba en una entrevista en MARCA.

El todavía jugador del Villarreal encontró un oficio que no se le daba mal. «Me hice electricista. Me gustaba mucho trabajar en la obra, incluso en el invierno», recuerda Dia a ‘So Foot’. «Luego comencé con trabajos temporales: repartir pedidos, manipular alimentos…». Estaba a punto de ‘colgar las botas’ cuando su ‘jefe’ le fichó para el Plastics Vallée FC.

De ahí pasó al Jura Sud (Cuarta división), donde conoció a su representante (Frederic Guerra). Firmaron un contrato en un McDonald’s y, poco después, aterrizaron en el filial del Reims. El resto de la historia ya la conocen. «Dia viene de la calle. Tiene más hambre que el resto», dice Guerra a ‘Il Mattino’.

Nació en Francia, pero optó por Senegal. «Es el país de mis padres y también el mío. Vestir esta camiseta es un orgullo». Este 2022 ha vivido experiencias que ya le han marcado para sentirse más unido al país de sus antepasados. El triunfo en la Copa de África, el recibimiento en Dakar y la clasificación para el Mundial -su sueño- tras derrotar a Egipto. Su ‘Dia’ ha llegado. Sólo Ecuador le separa de los octavos de final del Mundial.

Fuente: Marca

Share this Article
× ¿Cómo puedo ayudarte?