Cargando Streaming

Brasil y Argentina impulsan un acuerdo comercial con EE UU tras el pacto con la Unión Europea

0

La idea de Brasilia y Buenos Aires es firmar un pacto comercial con la mayor economía del mundo aprovechando la buena sintonía que sus presidentes, Jair Bolsonaro y Mauricio Macri, mantienen con Donald Trump. Pero el futuro de semejante apuesta es incierto: la fumata blanca con la UE demandó 20 años de negociaciones, pese a que sus economías eran, en su mayor parte, complementarias. EE UU, en cambio, compite directamente con Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay por la misma porción de la torta del mercado agropecuario.

“En la reunión con el presidente Trump retomamos asuntos tratados en la visita a Washington e introdujimos la idea de un acuerdo de libre comercio para fortalecer aún más nuestra alianza económica. Trabajando juntos: Brasil y EE UU pueden tener un impacto muy positivo en el mundo”, dijo Bolsonaro. El texto no hacía mención a Argentina: tuvo que ser Macri quien, el jueves pasado, anunció que él también se sumaba a la partida.

El canciller brasileño, Ernesto Araújo, confirmó el lunes pasado que Argentina y Brasil están en conversaciones. Pero acto seguido aclaró enseguida que cualquier acuerdo con Washington “no seguirá los moldes” del reciente pacto con Bruselas.

Trump adelantó la semana pasada que llegó a una tregua con Xi Jinping, después de que China prometiese comprar más soja, maíz y cerdo al país norteamericano, tres de los productos estrella en las exportaciones de Mercosur. Por eso, el anuncio de Brasil y el apoyo que obtuvo en Argentina pudo depender más de la coyuntura que de una apuesta a largo plazo.

“Es una buena estrategia mediática decir ‘acordamos con la Unión Europea y ahora vamos por la primera potencia mundial”, dice Ignacio Bartesaghi, decano de la facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica de Montevideo.

La Casa Blanca no ha respondido a la oferta de Brasil y Argentina y es probable que prefiera esperar a que se aplaque el ruido doméstico de sus vecinos del sur. Argentina ya inició la campaña para unas elecciones que no dan por segura la reelección de Macri y el Congreso de Brasil está concentrado en el debate una polémica reforma de las pensiones. Son asuntos complejos que dejan poco espacio a nuevas aventuras comerciales en el exterior.

Con información del País. (Diario digital de España)

Share.

Comments are closed.