Ad image

De presidente a presidiario, así fueron las últimas 24 horas de Pedro Castillo como jefe del Estado peruano

Nathali Quimis
8 Min. de Lectura
El autogolpe anunciado por Castillo en la mañana del miércoles tuvo muy corto recorrido: horas después de hacerlo, el Congreso lo destituyó.

Pedro Castillo se levantó el miércoles siendo el presidente constitucional de Perú y a mediodía decidió convertirse en un gobernante autoritario e intentó ejecutar un golpe de Estado, pero acabó la jornada siendo detenido por intento de rebelión en agravio del Estado y compartiendo prisión con otro expresidente golpista: Alberto Fujimori.

Share this Article
Asistente de Producción Digital de Radio Centro
× ¿Cómo puedo ayudarte?