Ad image

Demanda a sus padres para que paguen sus facturas.

Victor Gonzalez
3 Min. de Lectura

rachel-canning_xoptimizadax--644x362

Una adolescente de Nueva Jersey ha perdido la demanda por la que reclamaba, tras irse de casa al cumplir los 18 años, que sus padres siguieran pagando su matrícula en un colegio privado, más de 650 dólares, y un fondo para su matrícula universitaria

Las pretensiones de Rachel Canning fueron desestimadas en primera instancia por los tribunales que habían admitido la denuncia, y el juez Peter Bogaard lo ha justificado asegurando que en el caso de dar la razón a la joven se podría estar abriendo la puerta a posibles nuevas demandas «de menores de 12 o 13 años que reclamen a sus padres una Xbox o un iPhone».

En su demanda, Rachel Canning aseguraba que sus padres la echaron de casa en noviembre de 2013, cuando cumplió los 18 años, porque no les gustaba su novio. En ese momento dejaron de pagar por su educación superior «pese a haber sido aceptada por varias universidades». alegó además que sus padres actuaban de forma abusiva llegándole a provocar un desorden alimenticio, y obligándola a conseguir «una beca en baloncesto».

Los Canning se defendieron en los tribunales de estas acusaciones asegurando que ellos mismos prestaron ayuda a su hija debido a sus problemas alimentarios, e incluso le pagaron los estudios en una escuela privada, donde «tenía menos horas de baloncesto que si fuese a un centro público».

Su padre, Sean, declaró además que fue la propia hija la que decidió marcharse de casa «porque no quería aceptar las reglas familiares», como la de ser respetuosa, colaborar en las labores domésticas, respetar los horarios de llegada, y cortar con su novio al que consideran «una mala influencia».

Sean Canning ha declarado al diario de Nueva Jersey «Daily Record» que echan de menos a su hija «pero es ella la que no quiere regresar a casa y al mismo tiempo nos exige que le paguemos las facturas».

De momento, y a la espera de que la joven recurra la sentencia, los tribunales les han dado la razón a sus progenitores, que no deberán abonar los recibos del centro escolar. El colegio, mientras tanto, ha renunciado a seguir cobrando por la educación de Rachel hasta que la sentencia sea definitiva.

Share this Article
Seguir:
Director Digital de Radio Centro 101.3 FM
× ¿Cómo puedo ayudarte?