Cargando Streaming

El Senado de EEUU declara constitucional el juicio político contra Trump

0

El Senado de Estados Unidos ha aprobado este martes seguir adelante con el juicio político contra el expresidente Donald Trump, tumbando así el recurso de inconstitucionalidad presentado por sus abogados para evitar que el magnate respondiese ante las acusaciones de “incitación a la rebelión” por el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero.

Más de un mes después de que Trump instara a sus seguidores a marchar hacia el Congreso y de que una turba de ellos irrumpiera por la fuerza en el Capitolio, el Senado dio comienzo al segundo juicio político (“impeachment”, en inglés) contra el ya expresidente, que abandonó el poder hace tres semanas.

“Los cargos contra el expresidente Trump son los más graves jamás presentados contra un presidente en la historia de Estados Unidos”, afirmó el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, al comenzar la sesión.

Los abogados de Trump argumentaron que era inconstitucional juzgarle políticamente cuando ya no está en la Casa Blanca, mientras que los “fiscales” demócratas defendieron el proceso, al recordar que evaluaba hechos que ocurrieron cuando todavía era presidente. El Senado le dio la razón unas horas más tarde, al decidir que el juicio político contra un presidente que ya ha abandonado el cargo sí es constitucional, por 56 votos a favor y 44 en contra.

La votación, que ha contado además de con los 50 votos favorables de los demócratas con otros seis republicanos, se ha producido después de que se emitiese en el pleno del Senado un vídeo de unos 13 minutos en los que se intercalaban imágenes de la turba asaltando el Capitolio con las soflamas previas de Trump en un mitin celebrado a las puertas de la Casa Blanca ese mismo día. Los disturbios dejaron cinco muertos, incluido un oficial de policía del Capitolio. Otros dos agentes murieron por suicidio en las semanas posteriores a la violencia. Por estos hechos, se ha presentado el juicio político contra Trump por un único artículo por incitación a la insurrección.

El hecho de que Trump sea el primer presidente de Estados Unidos que enfrenta un juicio político cuando ya no está en el poder centró la sesión inaugural del “impeachment”, el segundo que se celebra en el Senado contra el ahora exmandatario.

Los senadores republicanos que este martes han votado a favor del juicio político han sido Lisa Murkowski de Alaska, Bill Cassidy de Luisiana, Susan Collins de Maine, Mitt Romney de Utah, Ben Sasse de Nebraska y Pat Toomey de Pensilvania. Cassidy ha sido el único republicano que ha cambiado su voto respecto a la votación de procedimiento del pasado mes de enero, ha recordado la CNN.

Este miércoles, el proceso continúa con los argumentos de apertura. El ‘impeachment’ contra Trump cuenta con dos particularidades, ya que se trata de la primera vez que un mandatario estadounidense se enfrenta a dos juicios políticos y también es la primera vez que un expresidente se arriesga a la perspectiva de ser condenado a través de este proceso.

 

Argumentos demócratas y republicanos

El representante de la Cámara de Diputados Jamie Raskin, el gerente principal del juicio político de los demócratas, ha asegurado en sus comentarios iniciales que el ‘impeachment’ “se basa en hechos” y que no escucharían “sermones extendidos” de su parte, tras lo que ha pasado a reproducir el vídeo.

La cinta emitida muestra como el expresidente Trump anima a sus partidarios a “caminar hasta el Capitolio” para “detener el robo” y a decirles a los congresistas que realizaban el recuento de los votos electorales, que certificaban la victoria de Joe Biden en las presidenciales, que “nunca recuperarán el país con debilidad”.

Las imágenes mostraban algunos de los momentos más tensos de la jornada del 6 de enero, con seguidores de Trump rompiendo ventanas, acechando a los agentes de la Policía del Capitolio e incluso a algunos de los senadores que aún estaban en la Cámara.

La turba irrumpió en la sede del Legislativo a gritos de “Pence Traidor”, en referencia al entonces vicepresidente Mike Pence, que presidía el recuento de votos electorales, y “Sin Trump no hay paz”. El video de los demócratas ha concluido con el tuit eliminado de Trump el 6 de enero, diciendo que “estas son las cosas y eventos que suceden cuando una victoria electoral sagrada y aplastante es eliminada de manera tan brutal y sin ceremonias”.

Uno de los abogados de la defensa, Bruce Castor, ha apelado a la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos para justificar las palabras expresadas por Trump tanto el 6 de enero como los días previos, en los que se encargó de alimentar las teorías infundadas sobre fraude electoral.

Si bien Castor condenó las acciones de la turba, defendió que Trump no debía ser considerado responsable de las acciones de sus partidarios, puesto que su derecho a la libertad de expresión está registrado en las leyes estadounidenses, informa la NBC.

Castor también ha incidido en que la celebración de este juicio político abriría “las compuertas” para futuros ‘impeachment’, ya que “no podemos sugerir castigar a las personas por discursos políticos en este país. Si las personas cometen actos ilegales de sus creencias y cruzan la línea, deberían ser encerrados”.

Schoen, por su parte, ha insistido en que se trata de un proceso inconstitucional en el que se evidencia, ha dicho, las “claras” intenciones del Partido Demócrata por evitar que su cliente pueda presentarse nuevamente a las próximas presidenciales de 2024.

También la defensa de Trump ha recurrido a los recursos audiovisuales, y Schoen ha mostrado un video en el que muestra a un grupo de demócratas en el Congreso exigiendo el juicio político a Trump desde 2017 y a lo largo de los años, después de clamar que “los demócratas tienen una sed insaciable por el ‘impeachemnt'”.

Share.

Comments are closed.