Ad image

Incendio forestal en cerro Azul es el quinto en dos meses Un nuevo incendio forestal se registró ayer en Cerro Azul, frente a la ciudadela Los Ceibos, en la vía Perimetral. Desde el mediodía, personal de la División Forestal del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil intervino en esta zona y solicitó al Ala de Combate 22 desplegar un helicóptero que lleva una canasta de mil litros de agua para combatir el fuego desde el aire. Debido a la extensión de la zona afectada, el incendio se consideró de tipo 3. Es el segundo incendio que se da en el mes en este cerro. El 8 de noviembre se afectaron diez hectáreas de flora y se puso en riesgo a 160 antenas de comunicación en la cima. A las 13:00 de ayer, el fuego ya había consumido 6 hectáreas del cerro, por lo que la División Forestal, al ver que no podrían apagarlo pese a las diez motobombas y los 50 bomberos que habían arribado, intervino en el área de bosque, sector de las antenas, en la cima y junto a la Prosperina. Se buscaba preservar estas zonas y evitar que el fuego se expandiera. Miembros de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) controlaron en la vía Perimetral la aglomeración vehicular y cerraron la circulación para el paso de las motobombas. El intenso sol avivaba las llamas que cubrían gran parte de la zona. A más de tres kilómetros se observaba el humo. “Es preferible sacrificar la paja y proteger el área de bosque y de las antenas. Siempre el límite de carretero es lo que se utiliza para construir la línea de defensa”, explicó Fernando Ayala, jefe de la División Técnica Forestal y Ambiental Cerca de las 15:30 el helicóptero Dhruv de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) despegó desde la base aérea Simón Bolívar para sumarse a la emergencia. La canasta que llevaba la aeronave se llenaba en la laguna de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol). A esa hora, el número de efectivos para combatir el fuego se había duplicado y el de hectáreas quemadas ascendió a 15. Dos horas después, el fuego había avanzado hasta el bosque del cerro y había llegado a cuatro hectáreas más. Eran 19 hasta las 18:00. Técnicos de la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) y del Ministerio de Ambiente (MAE) llegaron hasta la zona. El incendio se lo controló cerca de las 21:00, según un comunicado del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil, en el que se acotó que se consumieron alrededor de 20 hectáreas de bosque tropical seco. “Las pendientes del cerro, la humedad, la vegetación seca y aproximadamente 40 °C crean condiciones propicias para que el fuego se extienda”, mencionó en ese documento Ayala. El bosque situado en el sector de la Espol fue protegido. En Cerro Azul hay árboles de bototillo (desprende semillas recubiertas de pelusa blanca) y guayacán. Además de animales, como zorros y ardillas. Desde el 16 de septiembre hasta ayer se han consumido 157 hectáreas en cinco incendios forestales reportados. El primero se registró el 16 de septiembre en el sector El Chorrillo, a la altura del kilómetro 16,5 de la vía a Daule, cerca de la cooperativa San Francisco 3. El segundo se dio en Cerro Colorado, donde se consumieron 43 hectáreas, una semana después. En ese mismo día, 60 hectáreas de bosque se consumieron en el cerro Papagayo, en el noroeste. 20 hectáreas sería el daño del incendio de ayer en Cerro Azul, según estimación emitida anoche por el Cuerpo de Bomberos. Apuntes Otros incendio Dos alarmas Ayer, a las 14:00 se produjo otro incendio forestal en la parte posterior del Fuerte Huancavilca. A este lugar acudieron a socorrer bomberos del cuartel de ese sector. A las 17:30, los efectivos recibieron otra alerta en la cooperativa San Francisco 2, ubicada en el kilómetro 17 de la vía a Daule. Tráfico

Victor Gonzalez
5 Min. de Lectura

Incendio forestal en cerro Azul es el quinto en dos meses

Un nuevo incendio forestal se registró ayer en Cerro Azul, frente a la ciudadela Los Ceibos, en la vía Perimetral.

Desde el mediodía, personal de la División Forestal del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil intervino en esta zona y solicitó al Ala de Combate 22 desplegar un helicóptero que lleva una canasta de mil litros de agua para combatir el fuego desde el aire. Debido a la extensión de la zona afectada, el incendio se consideró de tipo 3.

Es el segundo incendio que se da en el mes en este cerro. El 8 de noviembre se afectaron diez hectáreas de flora y se puso en riesgo a 160 antenas de comunicación en la cima.

A las 13:00 de ayer, el fuego ya había consumido 6 hectáreas del cerro, por lo que la División Forestal, al ver que no podrían apagarlo pese a las diez motobombas y los 50 bomberos que habían arribado, intervino en el área de bosque, sector de las antenas, en la cima y junto a la Prosperina. Se buscaba preservar estas zonas y evitar que el fuego se expandiera.

Miembros de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) controlaron en la vía Perimetral la aglomeración vehicular y cerraron la circulación para el paso de las motobombas.

El intenso sol avivaba las llamas que cubrían gran parte de la zona. A más de tres kilómetros se observaba el humo.

“Es preferible sacrificar la paja y proteger el área de bosque y de las antenas. Siempre el límite de carretero es lo que se utiliza para construir la línea de defensa”, explicó Fernando Ayala, jefe de la División Técnica Forestal y Ambiental

Cerca de las 15:30 el helicóptero Dhruv de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) despegó desde la base aérea Simón Bolívar para sumarse a la emergencia. La canasta que llevaba la aeronave se llenaba en la laguna de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol).

A esa hora, el número de efectivos para combatir el fuego se había duplicado y el de hectáreas quemadas ascendió a 15.

Dos horas después, el fuego había avanzado hasta el bosque del cerro y había llegado a cuatro hectáreas más. Eran 19 hasta las 18:00.

Técnicos de la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) y del Ministerio de Ambiente (MAE) llegaron hasta la zona.

El incendio se lo controló cerca de las 21:00, según un comunicado del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil, en el que se acotó que se consumieron alrededor de 20 hectáreas de bosque tropical seco.

“Las pendientes del cerro, la humedad, la vegetación seca y aproximadamente 40 °C crean condiciones propicias para que el fuego se extienda”, mencionó en ese documento Ayala.

El bosque situado en el sector de la Espol fue protegido.

En Cerro Azul hay árboles de bototillo (desprende semillas recubiertas de pelusa blanca) y guayacán. Además de animales, como zorros y ardillas.

Desde el 16 de septiembre hasta ayer se han consumido 157 hectáreas en cinco incendios forestales reportados.

El primero se registró el 16 de septiembre en el sector El Chorrillo, a la altura del kilómetro 16,5 de la vía a Daule, cerca de la cooperativa San Francisco 3. El segundo se dio en Cerro Colorado, donde se consumieron 43 hectáreas, una semana después. En ese mismo día, 60 hectáreas de bosque se consumieron en el cerro Papagayo, en el noroeste.

20
hectáreas

sería el daño del incendio de ayer en Cerro Azul, según estimación emitida anoche por el Cuerpo de Bomberos.

Apuntes
Otros incendio

Dos alarmas
Ayer, a las 14:00 se produjo otro incendio forestal en la parte posterior del Fuerte Huancavilca. A este lugar acudieron a socorrer bomberos del cuartel de ese sector. A las 17:30, los efectivos recibieron otra alerta en la cooperativa San Francisco 2, ubicada en el kilómetro 17 de la vía a Daule.

Tráfico

Share this Article
Seguir:
Director Digital de Radio Centro 101.3 FM
× ¿Cómo puedo ayudarte?