Ad image

Larga sentencia le esperaría al presunto femicida Germán Cáceres

Fernando Castilla Fassio
3 Min. de Lectura

Entre 22 y 26 años de prisión podría recibir el teniente de Policía Germán Cáceres, presunto responsable del asesinato de su esposa, la abogada María Belén Bernal.

El crimen ocurrió en la Escuela Superior de Policía “General Alberto Enríquez Gallo”, en Quito, la madrugada del 11 de septiembre pasado.

Según el reconocido penalista Carlos Luis Sánchez, entrevistado en nuestro programa “Punto de Orden”, dicha pena es la que señala la ley para los casos de femicidio. Es decir, cuando una mujer es asesinada por su condición de tal, víctima de una relación de poder.

Sin embargo, la sanción podría ser aún mayor, tomando en cuenta que Cáceres actuó con violencia inusitada, ya que desmembró el cadáver, lo quemó con químicos y después lo ocultó. Además, existen antecedentes de maltratos intrafamiliares, y por si fuera poco, después del crimen escapó a Colombia, donde fue detenido el pasado fin de semana.

El jurista recordó que hasta ahora, solo hay tres implicados: Cáceres, la cadete de Policía Jocelyn Sánchez, con quien al parecer tenía una relación sentimental, y otro elemento de la Policía. Los dos últimos, de comprobarse su participación, podrían ser condenados como cómplices de femicidio.

A la Fiscalía le quedan 12 días, de los 120 iniciales, para concluir la etapa indagatoria. Posteriormente vendría el auto de llamamiento a juicio, en febrero y marzo, y de ahí la sentencia. Sánchez calculó que ésta será emitida antes de que concluya el 2023.

Cáceres en “La Roca”

El penalista remarcó que el juez que lleva la causa, tiene la potestad de ubicar a Cáceres en la prisión que considere más conveniente. De ahí su decisión de enviarlo a “La Roca”, en Guayaquil, considerada la de mayor seguridad en todo el país.

Asimismo, anticipó que la madre de María Belén Bernal, en calidad de víctima, podrá plantear acusación particular, y pedir una reparación integral al oficial de Policía. Esto podría ser una cantidad de dinero como indemnización, el pago de tratamiento sicológico por el daño causado, y un pronunciamiento público reconociendo el delito.

Finalmente, Sánchez precisó que, dentro de este caso, hay que diferenciar la responsabilidad civil de la administrativa, ya que otros policías serían incorporados a la causa. La Fiscalía deberá determinar si son cómplices del femicidio, o simplemente faltaron a los reglamentos al dejar salir a Cáceres de la Escuela de Policía, por desconocer lo que hizo.

Share this Article
Periodista de larga trayectoria, escritor e investigador.
× ¿Cómo puedo ayudarte?