Ad image

Ministro Juan Zapata asegura que muertes violentas bajaron 16 % y que 97 detenciones de líderes han debilitado al crimen organizado tras estado de excepción

Radio Centro 101.3 FM
5 Min. de Lectura
La Policía indica que la mayor parte de responsables de ataques producidos a inicios de este mes han sido detenidos.

En un evento para rendir honores a los héroes policiales que se realizó en el estadio Chucho Benítez este miércoles, el ministro del Interior, Juan Zapata, indicó que el toque de queda se disminuyó porque las cifras reflejan una baja en muertes violentas no solo en Guayas, Esmeraldas y Santo Domingo, provincias intervenidas desde el 1 de noviembre, sino a nivel nacional.

Esto permitió flexibilizar la medida para contribuir a la activación económica, destaca el funcionario, que calcula que hay un 16 % menos de muertes si las comparamos con las del mes de octubre.

Aunque destaca que Santo Domingo (35 %) y Esmeraldas (20 %) fueron las provincias en las que se nota más la baja en los crímenes, en Guayas aún es una situación que se trata de reducir, pues solo en los últimos tres días se han dado cerca de quince casos.

Zapata indicó que la mayoría de las muertes violentas, el 84 %, correspondería a ajustes de cuentas relacionados con la venta de sustancias ilícitas.

Por esto, los funcionarios del eje de seguridad aseguran que el estado de excepción no solo ha contenido sino también reducido la violencia, pues les ha permitido actuar en flagrancia.

El general Fausto Salinas sostuvo que durante este estado de excepción se logró detener a los 97 involucrados en los ataques con explosivos y muertes de los policías. Que ellos fueron entregados a las autoridades judiciales y estarían con prisión preventiva.

La madrugada del 5 de noviembre se detuvo a cuatro jóvenes en Nueva Prosperina con armas, municiones, explosivos y máscaras como las usadas en los atentados de Durán. Habían robado dos carros en la Perimetral. FOTO Jorge Guzmán Foto: El Universo

“Prácticamente todos los casos (atentados) han sido resueltos. Los detenidos son autores materiales e intelectuales de los ataques; algunos ya han sido llamados a juicio”, indicó el ministro.

Él destacó que estas 97 detenciones importantes han debilitado y afectado al crimen organizado, y que se han hecho gracias a los allanamientos inmediatos que permite el estado de excepción, pues se puede actuar sin la necesidad de una orden judicial.

Zapata manifestó que en Guayas está el 70 % de estos líderes de bandas que han caído, y que por eso es aún un territorio complejo.

Adelantó además que están por lanzar la línea 1800-EXTORSIÓN, para que de manera reservada los afectados puedan dar información para capturar las bandas dedicadas a este delito.

“La gente tiene miedo de poner denuncia en Fiscalía, y es comprensible. Pero hay que romper con esto porque, con el dinero que les pagan a los extorsionadores, ellos financian la compra de más armas y municiones, y se hacen más fuertes”, expresó el ministro del Interior, quien comentó que, cuando las autoridades rompen economías y controlan el microtráfico, las bandas buscan generar recursos de otra forma, y aquí empiezan las extorsiones.

Los funcionarios también aclaran que, pese a la flexibilización de la medida, el puesto de mando no se ha levantado. “Sigue activo y estamos conectados a través de todos los ECU del país”, dijo Zapata.

Cifras oficiales

En los operativos realizados desde el 1 hasta el 22 de noviembre en Guayas, Esmeraldas y Santo Domingo, bajo el estado de excepción, se han logrado los siguientes resultados: 1.130 detenidos por distintos delitos y 23 bandas desarticuladas en 81 allanamientos.

Se han decomisado 245 armas de fuego, 403 armas blancas, 7.343 municiones, 78 explosivos y casi media tonelada de droga. También se lograron recuperar 144 motos robadas y 129 vehículos robados.

Cerca de 15 fusiles han sido decomisados durante noviembre en la Zona 8. Foto: Fiscalía Foto: El Universo

En el mismo periodo, a nivel nacional, se han logrado 4.239 detenciones y la desarticulación de 33 organizaciones delictivas. Se decomisaron 505 armas de fuego, 593 armas blancas, 7.520 municiones y 6,7 toneladas de droga.

También se contabilizan 8 policías asesinados y 29 heridos.

Fuente: El Comercio

Share this Article
× ¿Cómo puedo ayudarte?