Nuevo edulcorante ayuda a controlar niveles de azúcar e insulina en diabéticos

0

La lactosa es un tipo de azúcar de la leche. Cuando es manipulada químicamente, se obtiene la tagatosa, elúltimo edulcorante descubierto y aprobado por la las autoridades norteamericanas y europeas para su consumo humano.

Hasta hoy, de este nuevo compuesto se han encontrado sólo beneficios, ya que casi no tiene calorías, mantiene inalterable su sabor aunque sea sometido a altas temperaturas y, aunque no se sabe bien cómo, tambiénayuda mantener regulados los niveles de azúcar e insulina en la sangre, una gran ayuda para los pacientes diabéticos y resistentes a la insulina.

Académicos de la carrera de Nutrición y Dietética de la U. San Sebastián (USS) y de la U. Andrés Bello, revisaron más de 10 años de investigaciones para actualizar la evidencia de este edulcorante y el efecto dietético de su consumo en la diabetes tipo 2 y su utilidad biológica en alimentos funcionales para diabéticos. Los resultados de su estudio confirman sus ventajas: la tagatosa es 90% más dulce que la sacarosa, tiene un índice glicémico cercano a cero y tanto en animales como en humanos, ha mostrado que disminuye los niveles de glucosa (efecto hipoglucemiante).

La académica de la U. San Sebastián (Valdivia) y líder de esta revisión, Marion Guerrero, explica que a diferencia de otros edulcorantes que han demostrado algunos efectos secundarios, la tagatosa se muestra más promisoria. “La fructosa, por ejemplo, produce un incremento en los triglicéridos; el acesulfame de potasio podría ser teratogénico o cancerígeno. La estevia, casi siempre está asociada a otros edulcorantes como sucralosa, porque sola es muy cara y se requiere potenciar su sabor”, dice.

Samuel Durán, vicepresidente del Colegio de Nutricionistas Universitarios y académico de la USS que participó en esta revisión, destaca que aunque tiene calorías, la tagatosa solo posee 1,5 calorías por gramo, a diferencia del azúcar que tiene 4 por gramo. “Es un edulcorante bajo en calorías con efecto farmacológico y en dietoterapia. Comprobamos que disminuye los niveles de glucosa en sangre y también los de insulina. En diabéticos, también mejora la hemoglobina glicosilada, un examen que se indica para medir los niveles de glucosa en los últimos tres meses”, dice Durán.

Existen varios posibles mecanismos por los que este edulcorante reduce la glicemia. Uno es la inhibición de enzimas en el intestino que impiden la absorción de carbohidratos. También se ha visto que en el hígado, evita la transformación de glucógeno a glucosa, evitando que a cada momento se esté liberando glucosa a la sangre.

“Los diabéticos podrían preparar galletas, frutas con merengue o un postre con tagatosa. Son preparaciones un tanto prohibidas para ellos, pero con tagatosa, regulan su glucosa. Serviría para fidelizar mejor al paciente diabético con su dieta”, señala Samuel Durán.

El desafío, dice el experto, es incorporarla a otros productos como yogur, jugos o bebidas para ser consumidos por diabéticos. El principal problema para ello es el precio de este edulcorante. Para su obtención es necesario usar tecnología alimentaria, lo que encarece su precio final.

Fuente: La Tecera 
Share.

Comments are closed.