¡Bayern-Madrid y Liverpool-Roma!

0

Tras eliminar al Paris Saint-Germain y a la Juventus con arbitrajes polémicos del italiano Gianluca Rocchi en la ida de octavos y de Michael Oliver en la vuelta de cuartos, el Real Madrid tendrá al durísimo Bayern Múnich como último escollo antes de la deseada final de Kiev para conquistar la tercera Champions League consecutiva. Será una eliminatoria explosiva, la primera en aparecer de las manos de Andriy Shevchenko, mano inocente el sorteo de Nyon, y con el segundo asalto en el Santiago Bernabéu. El otro duelo enfrentará al Liverpool con la Roma, con la vuelta en la capital italiana.

Los partidos de ida se celebrarán entre el 24 y 25 de abril, en menos de dos semanas, y los de vuelta, el 1 y 2 de mayo con el horizonte puesto en la final de Kiev el sábado 26 de mayo para cerrar la temporada de clubs a tres semanas del Mundial de Rusia.

Se espera una encerrona en el Allianz Arena tras el escandaloso arbitraje de la temporada pasada, que dejó fuera al Bayern en el Bernabéu en cuartos de final (1-2 en Múnich y 4-2 en Madrid) por obra y gracia del húngaro Viktor Kassai: dos goles del Madrid en fuera de juego, una roja a Arturo Vidal por una falta inexistente, una expulsión perdonada a Casemiro y un ‘offside’ pitado a Lewandowski que no era cuando se marchaba solo hacia Keylor Navas. Karl-Heinz Rummenigge, presidente del Bayern, explotó: “Esto no se ha visto en Europa en los últimos 40 años”. Hay muchas más cuentas pendientes entre los germanos y el Madrid, que nunca se han visto las caras en una final como el pisotón de Juanito a la cabeza de Matthäus en 1987 o aquellas declaraciones de Salihamidzic antes de los cuartos de 2002, cuando dijo que “el Madrid se caga en los pantalones bajo presión”, antes de caer eliminado los alemanes.

Ahora, con Jupp Heynckes en el banco tras relevar en octubre a Carlo Ancelotti, el equipo bávaro es el único que aspira al triplete. Ya campeón de la Bundesliga, jugará la ‘semi’ de Copa la próxima semana en Leverkusen. Los otros tres semifinalistas de la Champions no podrán ganar ya sus Ligas. Desde la triple corona de 2013, el Bayern no ha vuelto a la final europea. También entonces Heynckes conocía su sustituto. En enero supo que sería Guardiola pero no le privó de hacer historia. Ayer se supo que Niko Kovac (Eintracht Frankfurt) le suplirá en julio.

Reedición de la final de 1984

En la otra eliminatoria, se repetirá la final de 1984. Tras el milagro ante el Barça, la Roma de Di Francesco en el banquillo y Monchi en los despachos disputará la segunda semifinal de su historia en la Copa de Europa sin renunciar a nada y sin importarle no tener el cartel de favorito. En 1984 eliminó al Dundee United pero perdió la final en el Olímpico romano contra el Liverpool. Los Bruno Conti, Falcao, Toninho Cerezo, Pruzzo y compañía, con el mito sueco Nils Liedholm en el banquillo, solo claudicaron ante el Liverpool de Joe Fagan en una tanda de penaltis recordada por los bailes de Bruce Grobbelaar sobre la línea que desconcertaron a Conti y Graziani. Ian Rush, líder de aquel Liverpool junto a Kenny Dalglish, Souness y Kennedy, entre otros, recordaba esta mañana en Nyon aquella final. El legendario delantero es hoy embajador del club ‘red’ y deseaba otro cruce con la Roma. Su deseo se ha cumplido.

El Liverpool, único inglés superviviente en esta Champions vuelve a una semifinal 11 años después con Mohamed Salah como estrella tras eliminar por todo lo alto al Manchester City de Pep Guardiola por un 5-1 global. En 2007 echó al Chelsea tras hacer lo propio en octavos con el Barça pero perdió la final en Atenas contra el Milan sin poder repetir el éxito de 2005 en Estambul, testigo del milagro del equipo de Benítez tras ir perdiendo por 3-0 en el descanso.

Share.

Comments are closed.