Modric invade España

0

El seleccionador Zlatko Dalic se metió al campo haciendo aspavientos y dando saltos al borde del paroxismo. “¡Les pedía a mis jugadores que volvieran pero subieron todos y no me hacían caso!”, dijo Dalic. “Le grité a Jedvaj que se quedara a defender pero pasó de mí y subió a rematar”. En la montonera apareció un pie croata para empujar la pelota a gol. El pie de Jedvaj.

La circulación se entrecortó. Como nadie perdió el orden, los equipos se comportaron como bloques mecánicos y los daños se redujeron al mínimo. Rodrigo intentó desahogar a sus compañeros encarando a Jedvaj por la derecha pero esa vía apenas fue una fisura que pronto se selló.

El anfitrión, a la altura del Mundial

Brozovic, Modric y Rakitic estuvieron a la altura de la reputación que se ganaron en el último Mundial. Cada vez que Ramos y Busquets intentaron dividir las líneas croatas con pases interiores a sus delanteros, estos tres maestros metieron el corte ahí donde más daño hacían. Sus robos y sus lances repentinos fueron cargados de dinamita a la espalda de la defensa visitante, cada vez más expuesta por la necesidad de sumar gente a la elaboración. Kramaric y Rebic se intercambiaron posiciones para ir tirando diagonales que solo se desvanecieron ante la pericia de Ramos. El capitán español se dobló: hizo de marcador central y de organizador en la difícil tarea de salir del aprieto.

Fuente: El País.

 

Share.

Comments are closed.