Desarrollan un modelo humano para el estudio del cáncer de pulmón más mortal

0

El cáncer de pulmón de células pequeñas, una forma extremadamente agresiva de cáncer de pulmón, se produce casi exclusivamente en fumadores y, generalmente, se vuelve resistente en varios meses a los tratamientos existentes, como la quimioterapia y la radioterapia.

Una de las razones de la falta de nuevos tratamientos es el rápido inicio y la progresión del este tipo de cáncer, lo que dificulta la obtención de muestras clínicas para que los investigadores puedan estudiarlas.

Desgraciadamente, en los últimos 30 años, se ha avanzado poco en el desarrollo de nuevos tratamientos para la enfermedad, lo que ha llevado al Congreso de los EE. UU. Y al Instituto Nacional del Cáncer a designarlo como un cáncer “recalcitrante”.

Casi todos los pacientes con este tipo de cáncer tienen mutaciones que inactivan dos genes supresores de tumores clave llamados RB y TP53. Chen y sus colegas descubrieron que los progenitores pulmonares formaban incluso más PNEC cuando su gen RB se inhibía, además de la vía de señalización NOTCH.

Los resultados sugieren que las mutaciones en el RB y TP53 afectan dos aspectos del inicio de SCLC.

«Nuestro sistema debería permitir nuevos estudios sobre la progresión de estos tumores en estadio temprano a cánceres invasivos que se parecen a los cánceres más agresivos que se encuentran en los pacientes -señala Harold Varmus-, Si es así, debería ser posible analizar las células en diferentes etapas del desarrollo del tumor para determinar su susceptibilidad y resistencia a las estrategias terapéuticas».

Fuente: Abc.

Share.

Comments are closed.