Ad image

Portugal clasifica a octavos y mete en aprietos a Uruguay

Radio Centro 101.3 FM
4 Min. de Lectura

Francia, Brasil y Portugal son las únicas tres selecciones de las 32 presentes en Qatar que han ganado sus dos partidos. Este dato nos da una pista de que Portugal puede ser la gran tapada de este Mundial. Fernando Santos ha confeccionado una selección de mucha calidad que quiere hacer historia. Una mezcla de juventud y veteranía bajo el timón de un Bruno Fernandes que ha sido decisivo para que Portugal sume seis puntos. El del United suma dos goles y dos asistencias en Qatar.

Portugal y Uruguay cerraron la segunda jornada de la fase de grupos con un partido en el que quedó de manifiesto el miedo a perder de ambas selecciones. Ser segundo en este grupo es vérselas con Brasil en octavos por lo que la precaución tiene todo el sentido. Se esperaba un duelo en punta entre Cristiano y Luis Suárez, pero Diego Alonso decidió dejar a Lucho en el banquillo y salió en su lugar Cavani. Los esperados killers no estuvieron a la altura en un partido sin muchas ocasiones claras.

Portugal, más técnica que Uruguay, quiso llevar la iniciativa, pero los de Diego Alonso marcaron territorio a base de faltas evitando cualquier amago de ataque luso. Betancur vio la amarilla a los seis minutos y rozó otra a los doce, lo que dejaba claro el ímpetu con el que salieron al campo los uruguayos. Joao Félix también se llevó un par de tarascadas de Gimenéz, su compañero en el Atlético. En un Mundial no hay sitio para los amigos.

Pese al dominio luso, la mejor ocasión la tuvieron los uruguayos con una gran galopada de Betancur en la que se fue de Carvalho y Dias y se quedó en un mano a mano con Diogo Costa que detuvo con acierto el meta del Oporto. Tras la primera jornada, Portugal perdió por lesión a Otavio y Danilo Pereira y antes del descanso Nuno Mendes, que era novedad en el once, también se tuvo que retirar por lesión. En el último cuarto de hora se avivó un poco el partido, pero sin ocasiones claras.

Se esperaban cambios en la segunda mitad y así fue. Un remate de Joao Félix al lateral de la red parecía corroborarlo. Unos minutos después Bruno Fernandes adelantó a los lusos con un centro chut que pareció rozar Cristiano en un principio engañando a Rochet. El gol provocó un cambio de sistema en Uruguay, Diego Alonso quitó a Godín y Vecino y el 5-3-2 pasó al 4-4-2 dando entrada a Arrascaeta y Pellestri.

Uruguay estiró filas y a falta de 20 minutos el técnico charrúa cambió a su delantera. Luis Suárez y Maxi Gómez entraron por Cavani y Darwin. Y el cambio surtió efecto porque ambos tuvieron el empate, sobre todo el exvalencianista con un remate al palo. Portugal movió filas saliendo Leao por Ruben Neves pero este cambio restó poder a los lusos y el partido pasó a ser uruguayo con un acoso y derribo sobre la meta de Diogo Costa. Arrascaeta también rozó el empate, pero no pudo superar al meta luso.

Viendo cómo estaban las cosas, Fernando Santos hizo un triple cambio buscando reconducir la situación en los último diez minutos. Y la suerte le acompañó -vía VAR- con un penalti por mano de Giménez tras una genialidad de Bruno Fernandes en el 89′. Tras recomponerse el punto de penalti destrozado por los uruguayos, Bruno Fernandes logró su doblete y el pase a octavos de una Portugal que vuela.

Fuente: Marca
Share this Article
× ¿Cómo puedo ayudarte?