Ad image

Solo 2 jugadores del top 10 de fichajes más caros de la historia han rendido

Sebastián Nogales
17 Min. de Lectura

«De la lista de 10 fichajes más caros de la historia, tan solo dos o tres han cumplido las expectativas». Así de claro se muestra el exmadridista Poli Rincón al repasar el gráfico que ilustra este reportaje. La salida al Chelsea de Joao Félix, el séptimo de este particular ranking, ha provocado un patrón más o menos común para las contrataciones más costosas del mundo del fútbol: el dinero no lo puede todo. Ni el luso en el Metopolitano, ni Coutinho, Griezmann o Dembélé en el Barça, Hazard en el Real Madrid, Lukaku en el Chelsea o Cristiano en la Juventus superaron las expectativas que generaron sus llegadas.

«Cuando no se produce el rendimiento esperado en un fichaje, sobre todo hablando de grandes inversiones, hay una doble explicación. Normalmente es un problema de adaptación. En esa adaptación está la vía de lo que se tiene que adaptar el jugador al nuevo entorno y lo que tiene que facilitar el club al jugador a su nuevo entorno. Es un objetivo común donde se debe trabajar desde las dos vías. El jugador no puede esperar que lo haga todo el club y viceversa», explica en MARCA el míster Víctor Sánchez del Amo.

Hay un problema, pero en el caso de Joao no hubo anticipación para prevenirlo con comunicación antes de tomar la decisión

Víctor Sánchez del Amo a MARCA

Para él, la clave está en estudiar cada caso por separado, pero sí existe un pensamiento común. «Detrás de ello suele haber carencias en dos situaciones: o en la predisposición del jugador a adaptarse al nuevo entorno y también en el acierto del club en ayudar a que encuentre ese clima de adaptación. Detrás de todo eso está la relación entre jugador y entrenador. Cuando vas a un club eres responsable de saber a qué club vas, la filosofía… luego no se puede poner eso de excusa porque cuando firmaste sabías lo que había», apunta el madrileño.

«Y lo mismo con el jugador, se le explica cuando se le ficha cuál es la filosofía. En el caso de Joao Félix eso estaba muy claro. En otros a veces no lo está o no lo estaba tanto, pero en el de Joao era muy claro. Esto se sabía, pero después de estas tres temporadas y media parece que hay una carencia a la hora de encarar el fichaje de entrada entre las dos partes. Hay un problema, pero no hubo anticipación para prevenirlo con comunicación antes de tomar la decisión».
Para Goyo Manzano, que conoce bien la filosofía del Atlético de Madrid, la conclusión puede ser más sencilla. «Quizá el coste no era el adecuado. No sabemos las variables exactas que se tienen en cuenta a la hora de poner un precio, porque realmente -como se dice- uno vale lo que se paga por él. Pero quizá hay jugadores que, sin demostrar nada de forma sobresaliente previamente, tienen un precio desorbitado. Fue el caso de Joao y de algunos de los fichajes últimos del Real Madrid. Esos precios son un arma de doble filo. Con un desembolso de este nivel se entiende que se tiene que amortizar con los años. A veces sale y, como se comprueba en estos casos, otras muchas no. No hay una varita mágica porque hay muchas variables y cada una tiene sus circunstancias», apunta el veterano preparador.
«Pero la culpa de lo que se pague no la tiene el jugador», recuerda Miguel Ángel Portugal, que ha trabajado en varias secretarías técnicas. «A veces las apuestas son fuertes, pero no salen. El mercado demanda eso. Y cuando el propio mercado te pone en un sitio tan elevado, la exigencia te suele pasar factura. La gente espera que hagas cosas muy diferentes a los demás y no tiene por qué ser así. Ellos no tienen la culpa de estar en este Top 10. Son humanos y, habitualmente, jóvenes. Además, la madurez del futbolista no suele llegar hasta los 26 salvo algunos casos como Messi, Neymar o Maradona. A Lewandowski, por ejemplo, le costó. Tarda en llegar y tú ya estás entre los más caros. La gente no suele tener paciencia con esos costes«, se lastima.

Pensar antes de fichar

«A la hora de invertir en el futbolista, hay que invertir según dos puntos de vista: potencial o realidad. La cantidad de dinero que inviertes tiene que reflejar si estás invirtiendo en uno o en otro. En potencial puede ser más largo y costoso, incluso puedes pasar por un segundo o tercer contrato hasta poder sacarlo porque algunos necesitan cesiones. Como ha sido el caso de William Saliba en el Arsenal», explica Francis Cagigao, quien trabajó 24 años en el club londinense y de su libreta salieron cracks -entre otros- como Cesc, Reyes, Arteta, Alexis, Vela, Bellerín, Van Persie o Martinelli, ahora en la cresta de la ola.

A la hora de fichar a un futbolista, hay que invertir según dos puntos de vista: potencial o realidad

Francis Cagigao a MARCA

«De él incluso me ha sorprendido que ha tardado un poco más de lo que esperaba. Pero es que resulta clave hacer seguimiento en los fichajes, sobre todo si son jóvenes. Es una realidad que a veces necesitan mucho tiempo para confirmarse. El futbolista tiene que saber que su club no solo ha invertido en él, sino que invierte muchos más recursos humanos en su figura. Para ser una estrella no es una cuestión solo del juego, sino de muchas más cosas».

Con todo, él cree que los fichajes por encima de los 100 ‘kilos’ se van a reducir, salvo algunos casos de la Premier (Mudryk acaba de llegar al Chelsea por esa misma cifra) o necesidades de clubes como Madrid o Barça: «No sé si veremos muchos más así. En este momento las diferencias económicas entre la Premier y el resto de clubes europeos es mucho más grande. Si lo pensamos desde un punto de vista humano, los fichajes de estas cantidades es algo terrorífico. Pero en el mundo en el que vivimos todo tiene que ver con las garantías de esa inversión. Si esa inversión es rentable económicamente se hará. Lo acabamos de ver ahora con el caso de Cristiano Ronaldo. No es un fichaje, pero su salario es increíble. Hace 10 años pensaba que la burbuja iba a explotar, pero no lo ha hecho. Lo que está claro es que cada club tiene que ser rentable y se lo tiene que pensar muy bien a la hora de invertir».

Quien conoce bien el mercado es Álvaro Torres, de You First. «El mercado se ha estabilizado. No vamos a ver muchos traspasos que se puedan meter en esta lista. De hacerlo será de la Premier o de algún club con nuevo propietario que haga un esfuerzo extra. El mercado estaba un poco loco, era desproporcionado y la pandemia lo ha estabilizado. Si antes veníamos 20 operaciones de 80 ‘kilos’, ahora ya no se ven tanto. Es normal lo que ha ocurrido«, cuenta alguien que cree que Joao Félix ha tomado la mejor decisión.

El mercado estaba un poco loco, era desproporcionado y la pandemia lo ha estabilizado

Álvaro Torres, de You First, en MARCA

«Lo que no puede ocurrir es que algo se enquiste. Esto se venía viendo desde hace tiempo porque la relación entre jugador y entrenador, al menos lo que se veía desde fuera, no parecía la mejor. Siempre depende de cada caso. Recomendamos ser persistentes y pacientes. Sobre todo cuando has llegado a un club grande, toca pelear. Pero quizá al año y pico, si ves que no se puede, hay que buscar una solución. Nosotros tenemos que construir carreras deportivas y maximizar lo que se hace en el campo. Siempre hay paros o recesos en las trayectorias, todos los jugadores lo tienen, por eso hay que estar alerta e intentar adecuar cada circunstancia«, resume.

Cuidado con los ritmos

Crecer tiene sus trampas. «Pasa en otros ámbitos o empresas. Despuntan en un sector concreto con unas variables concretas. Dominas un mercado, creces y saltas a otro mercado donde piensas que también vas a ganar y las cosas no salen porque hay otras variables. No siempre te adaptas al entorno. Los crecimientos explosivos, como pudo ser el caso de Joao Félix en el Benfica, son aún más peligrosos. Jugó poco, pero impresionante», recuerda Francisco Torreblanca, experto en marketing y profesor de ESIC Business & Marketing School.

Dominas un mercado, creces y saltas a otro mercado donde piensas que también vas a ganar y las cosas no salen porque hay otras variables

Francisco Torreblanca, experto en márketing

Y añade: «Existió una creencia que en economía se llama ‘ilusión monetaria’. Sientes que te vas a hacer rico por esa capacidad o estatus que obtienes en tiempo récord, pero cuando saltas a un equipo grande… tienes añadida esa presión, poca experiencia y todo el rato se habla de ti porque eres novedad en el mercado. Eso puede repercutir para mal».

Todo depende de las variables. «En-Nesyri, por ejemplo, dijo que no quería ir a la Premier porque prefería quedarse donde estaba aún perdiendo dinero. No sé qué porcentaje es realmente, pero la comodidad influye y mucho. El estar en un entorno donde te sientes querido y cómodo influye casi tanto como el hecho de cómo te adaptas al sistema de juego. Y otro factor es la paciencia que tengan para poder desarrollar esas cualidades. Cuanto más haya sido el coste de tu fichaje, menos paciencia habrá», indica Miguel Martín, CEO de SportCoach.

De la impaciencia también llegan lesiones, según explica la psicóloga deportiva Lorena Cos: «Todo esto nos deja claro que el talento no es suficiente. Hay muchos más factores que influyen en el rendimiento y en que ese fichaje tenga la proyección que se espera. La satisfacción personal y la adaptación de los deportistas no entienden de niveles, sino de emociones que hay que cuidar y trabajar para que todo vaya de la mano».

Cuando el futbolista no consigue despegar sabiendo lo que mueve su contrato, le genera mucha frustración y a eso le sumamos los problemas físicos a los que suelen estar ligados por el estrés

Lorena Cos, psicóloga deportiva, a MARCA

Y matiza: «Las expectativas de miles de personas caen sobre ellos, generando multitud de opiniones que no juegan a favor cuando los resultados no llegan. Generando en muchos casos situaciones incómodas. Cuando el futbolista no consigue despegar sabiendo lo que mueve su contrato, le genera mucha frustración y a eso le sumamos los problemas físicos a los que suelen estar ligados por el estrés que conlleva estar en ese punto«.

El Fair Play de la UEFA puede cambiarlo

Para Marc Menchén, de 2Playbook, a los tres grandes españoles les costará revivir una situación similar. «Van a tener que vender para fichar por más de 100 kg. Además, Madrid y Barça tienen ahora la prioridad de su estadio. Los de Laporta no pueden fichar si no venden por límite salarial y les llega dos años de obras en el estadio. Ya avanzó el presidente que les espera dos años de -93 y -34 millones por este motivo», avanza el experto, quien justifica lo que se vio en el pasado: «Lo que ocurrió en su día es que nadie ponía en tela de juicio pagar más de 100 millones por un jugador. A Joao le fichó el Atlético con el dinero de Griezmann. Ahora, después de la pandemia, los jugadores saben que seguramente se vayan a clubes con condiciones inferiores. Esto hace que el jugador no tenga ganas de moverse y el club tiene que vender. Se ven situaciones complicadas».

Lo que ocurrió en su día es que nadie ponía en tela de juicio pagar más de 100 millones por un jugador.

Marc Menchén, de 2Playbook, en MARCA

Operaciones de este estilo pueden suponer un agujero. «Son un roto porque te cuesta unos 50 ‘kilos’ al año entre amortización y ficha. El Barça tuvo el problema con Coutinho, que al menos tenía mercado. Y luego con Griezmann. Al Madrid con Hazard le pasará como con Bale, que tendrá que comerse todo su contrato hasta dejarlo morir. Al menos el Atlético le ha renovado y luego tendrá dos o tres ventanas para intentar colocarlo tras la cesión al Chelsea. Lo que no se verán son fichajes de más de 100 ‘kilos’ tipo Dembélé, Coutinho… pero sí con Mbappé o Halaand. Lo normal serán chicos jóvenes tipo Endrick con tiempo para amortizar. En la Premier comen aparte, pero el Fair Play nuevo de la UEFA, cuando entre del todo, provocará que todo cambie aún más».

Que sean cracks cracks, como Messi o Maradona, solo se cuenta con los dedos de las manos en toda la historia

Miguel Ángel Portugal a MARCA

El mercado marcará los precios y el hecho de que los clubes acierten con sus cracks millonarios dependerá de muchos factores. Pero que sean caros nunca será sinónimo de que vayan a convertirse en leyendas. Lo refleja Portugal«Que sean cracks cracks, como Messi o Maradona, solo se cuenta con los dedos de las manos en toda la historia. El dinero no lo garantiza todo».

Fuente: Marca

Share this Article
Por Sebastián Nogales Redactor deportivo de Radio Centro
Seguir:
Periodista deportivo
× ¿Cómo puedo ayudarte?