Cargando Streaming

Solo usamos el 10% del cerebro y otros mitos sobre el funcionamiento de la mente

0

“Vivimos en un mundo de confusión constante entre lo que es verdad y lo que no. Esta es una sociedad impregnada de pensamiento mágico, de seres sobrenaturales, de falsas verdades”, señala Francisco Mora, doctor en Neurociencia por la Universidad de Oxford y autor de Mitos y verdades del cerebro.

1. Solo utilizamos el 10% de nuestro cerebro. Falso: lo usamos en su integridad.

El cerebro requiere de su completa integridad”, escribe Mora. Si fuera cierto el mito, ¿qué podría justificar, biológicamente hablando, todo ese desperdicio de recursos? Porque, además, el cerebro humano resulta un órgano muy caro de mantener: su peso es de solo el 2 % del total del organismo, pero necesita consumir el 20 % del oxígeno total que respiramos para que se produzca la energía necesaria para su mantenimiento.

 

2. El hemisferio derecho es el creativo y el izquierdo el lógico. Falso: el cerebro funciona como un todo.

El cerebro funciona como un todo, debido a la constante transferencia de información de un hemisferio al otro.

“La existencia de talentos y capacidades más afines o selectivas para las matemáticas que para el arte, o hacia las ciencias frente a las letras, no viene correlacionada con la dominancia funcional de uno u otro hemisferio, sino con el rendimiento de la función conjunta final de ambos hemisferios y de su interacción con el ambiente familiar y la cultura en la que viven”, escribe el profesor.

 

3. Leer la mente, mover objetos o adivinar el futuro. Falso: Ya nos gustaría, pero no.

Capaces de leer la mente de otros (telepatía), adivinar el futuro (clarividencia) o mover objetos sin tocarlos (telequinesia). Nos encantaría, pero no. Estas capacidades proceden del pensamiento mágico, el miedo y el engaño. “No existe ningún estudio bien documentado y fundamentado en investigaciones sólidas, utilizando el método científico, que avale estos poderes mentales en el ser humano”, escribe Mora.

 

4. El “efecto Mozart”. Falso: Mozart era un genio, pero no tanto.

 

En estudios posteriores se mostró que el “efecto Mozart” no solo aparece tras escuchar a Mozart sino también por otros tipos de música, incluso la más folclórica. Este efecto, de hecho, también se consigue tras la lectura de un pasaje de alto contenido emocional.

 

5. Algunas personas consiguen levitar. Falso: Sí, pero solo en su imaginación (o en las películas)

Estamos ante un fenómeno “subjetivo, una sensación nunca objetiva (nunca confirmada por observaciones hechas por otros y referidas con datos y pruebas contrastadas)”. Dicho de otro modo, se trata de sensaciones cuyos fundamentos cerebrales se pueden replicar por la estimulación eléctrica de ciertas áreas concretas del cerebro de una persona despierta.

 

6. El cerebro es como un computador. Falso: Es un símil desafortunado.

El símil de que el cerebro humano funciona como un ordenador se utiliza tanto en la vida cotidiana como en el entorno de la enseñanza de un modo, casi siempre, desafortunado, apunta Mora, que sostiene que esta semejanza sería válida solo cuando quedara reducida a decir que ambos, cerebro y ordenador, reciben entradas con información, ambos procesan esas entradas y ambos, también, emiten una respuesta final producto de ese procesamiento. Poco más.

 

Con información de Univisión. (Diario digital Estadounidense) 

Share.

Comments are closed.