Ad image

Viviana Bonilla: ‘Independencia y cooperación con el Gobierno no son incompatibles’.

Victor Gonzalez
9 Min. de Lectura

vbEn el diálogo se analizaron sus propuestas sobre movilidad urbana, servicios básicos, ordenamiento territorial y proyectos económicos, sociales y ambientales para el cantón.

¿Qué propuesta tiene sobre movilidad para Guayaquil? Antes es importante explicar cómo se elaboraron las 35 propuestas del plan de gobierno. Todas tienen dos ejes transversales: tener una ciudad segura y de oportunidades (…). Sobre el transporte, nosotros no proponemos mejorar el sistema, sino revolucionarlo. Para eso vamos a implementar varias políticas. Primero, el tren ligero o metro. Esta es una solución a mediano plazo. En el Plan Estratégico de Movilidad existen $ 360 millones para esto. Ese valor podría incrementarse. Para esto se necesita, además, voluntad política del Municipio, que tiene la competencia.Si queremos transformar todo el sistema hay que usar lo que existe, pero de manera eficiente. Para eso vamos a incrementar hasta en un 50% las unidades de la Metrovía.

A eso se sumaría la construcción de parqueos públicos y de ciclovías.

¿Cuánto costaría este metro? Si el metro de Quito está costando $ 1.500 millones, el de Guayaquil estaría entre$ 1.200 millones y $ 1.500 millones (…). El transporte no lo va a manejar una empresa privada con fin de lucro sino una municipal que buscará sostener el costo de operación y mantenimiento. No busca rentabilidad ni retorno de la inversión ni tiene fin de lucro. Y, por supuesto, tiene que ser subsidiado porque el servicio debe atender a las grandes mayorías. El costo del pasaje no será superior al que establezca el Gobierno.

¿Y cómo se pagará el mantenimiento? El metro será amigable con el ambiente, funcionará con energía eléctrica y recordemos que para el 2017 ya estarán implementadas las hidroeléctricas. Por ende, la operación del metro será mucho más barata.

El Municipio dice que la cobertura del servicio del agua llega al 100% y de alcantarillado, al 88%. ¿Qué propone al respecto?

Esas son las cifras que mañosamente nos presenta la actual administración. Dicen que el 100% de Guayaquil tiene agua potable, claro, será lo que ellos consideran como Guayaquil. Pero dentro del perímetro urbano, aún el 40% de Guayaquil no cuenta con servicios básicos: agua, alcantarillado y asfaltado.

Y por fuera del perímetro urbano, cientos de familias no tienen lo básico para vivir con dignidad. Dicen que no los han atendido porque están fuera del perímetro urbano, pero lo que no dicen es que la competencia para ampliarlo la tiene el Concejo Cantonal. Y no haberlo hecho en 20 años fue una posición cómoda e irresponsable.

Quizás no se hizo para que la ciudad no crezca desordenadamente… Eso sería lo más sensato de pensar, si se tratara de una administración que haya priorizado al ser humano, pero no en la socialcristiana. El principal promotor de las invasiones fue el Partido Social Cristiano, vaya vea cómo se llaman las cooperativas que están por fuera del perímetro urbano. La campaña socialcristiana es contradictoria: por un lado, no quieren legalizar porque no es rentable para la ciudad; y, por otro lado, van a Monte Sinaí (a presentar candidatos).

Usted ofrece ampliar el perímetro urbano hasta lo que había en diciembre del 2010, cuando el presidente Rafael Correa declaró cero tolerancia a las invasiones. ¿Y si se producen más, lo seguirá ampliando? El Gobierno ha dicho que todas las invasiones existentes antes de diciembre del 2010 serán respetadas, consolidadas y legalizadas. Las nuevas iban a ser desalojadas con alternativas, en las últimas que se dieron el 70% de la gente salió por su voluntad a planes habitacionales del Gobierno. Necesitamos trabajar de manera conjunta para que la ciudad no siga creciendo de forma desordenada. Después del 2010 se han dado invasiones en un porcentaje mínimo. Y quiero decirle algo: el 40% del presupuesto del Municipio son asignaciones del Gobierno en base a la población y las necesidades insatisfechas. El candidato del garrote, para pedir la plata, está contando a los 2,5 millones de habitantes, incluso a los que están fuera del perímetro urbano.

Usted se refiere a Jaime Nebot como “el candidato del garrote”, pero también se la ha cuestionado por liderar desalojos con violencia… ¿El mayor garrotero de este país quiere acusarnos de garroteros a otros? Creo que los ecuatorianos saben cuáles han sido las prácticas socialcristianas, saben que participaron en gobiernos en los que desaparecían a las personas, que había escuadrones volantes, torturas. Ellos son los que siempre han usado la fuerza.

¿Qué proyectos económicos, sociales y ambientales tiene? Guayaquil cumple todas las características para ser distrito metropolitano y, al serlo, asumiríamos la competencia de desarrollo productivo. Parques industriales y tecnológicos se pueden instalar en Guayaquil para dar más empleo (…).

En lo ambiental, Guayaquil, lamentablemente, es la ciudad con menos espacios verdes del país. Nos dicen que han construido 1.600 parques, si fuera así Guayaquil sería la ciudad más verde del continente. Una palmera, un columpio, no es un parque. La OMS establece que el espacio verde ideal sea de nueve metros cuadrados por habitante, nosotros proponemos que haya diez. Actualmente, Guayaquil tiene 1,13. Proponemos que los ciudadanos tengan que caminar 15 minutos para llegar a un parque. Evidentemente serán de diferentes proporciones, pero todos serán ecológicos, deportivos y recreativos.

En su plan de gobierno plantea mantener una colaboración constante con el Gobierno para sus proyectos sociales, pero sí es necesario que el Cabildo tenga independencia para tomar decisiones. ¿Es posible? Independencia en la toma de decisiones y coordinación con otras funciones del Estado no son conceptos incompatibles, todo lo contario, es sumar. Finalmente, lo que requiere el ciudadano es que le resuelvan sus problemas.

El presidente ha cuestionado que Jaime Nebot viva en Mocolí. ¿Se suma a esa crítica, considerando que usted también reside en una ciudadela de Samborondón? Creo que cada quien tiene derecho a elegir dónde vivir. El fondo de la crítica es que un alcalde, siendo servidor público prácticamente toda su vida, quien se enorgullece de haber administrado la ciudad de manera ‘exitosa’, decida vivir en una isla privada fuera de esa ciudad. Si tan exitoso es su modelo, ¿por qué no vive en él? Para la revolución ciudadana, el éxito se dará cuando ningún guayaquileño deba vivir en ciudadelas amuralladas producto de la inseguridad, de la falta de planificación urbana y de espacios de recreación.

4 años es el plazo que da Viviana Bonilla para que empiece a funcionar el metro ligero en Guayaquil, según su plan de gobierno municipal.

300 hectáreas tendría el parque industrial y tecnológico que ofrece construir la aspirante oficialista como parte de sus proyectos de desarrollo.

Guayaquil ha sido, es y seguirá siendo ciudad-puerto. De lo que se habló (el Gobierno) fue de especializar el puerto en lo turístico. Y eso no quiere decir que las otras actividades se dejarán de hacer. Nadie ha dicho que el puerto saldrá del cantón”.

PERSONAL

NOMBRE Viviana Bonilla. EDAD 30 años. OCUPACIÓN Abogada. FAMILIA Casada, sin hijos. FUNCIONES Es militante del movimiento Alianza PAIS. Fue gobernadora del Guayas hasta enero pasado. Antes fue legisladora por Guayas y, como tal, integró la Comisión de lo Económico. También fue asesora del exministro del Litoral Nicolás Issa Wagner, y asesora legal en el SRI. En la universidad fue vicepresidenta de la Asociación de Estudiantes de Derecho.

FUENTE:   DIARIO EL UNIVERSO.

Share this Article
Seguir:
Director Digital de Radio Centro 101.3 FM
× ¿Cómo puedo ayudarte?